GOLF

Jorge Campillo no desentona entre la élite mundial

Jorge Campillo, en el Campeonato del Mundo de México. :: ten golf/
Jorge Campillo, en el Campeonato del Mundo de México. :: ten golf

El cacereño terminó en el puesto 27 en México, donse se dieron cita ilustres como Justin Thomas, Phil Mickelson, Jon Rahm o Sergio García

Marco A. Rodríguez
MARCO A. RODRÍGUEZBadajoz

Cuanto más elitistas son los rivales, mejor se saborean las buenas actuaciones. Si esos adversarios resulta que son los mejores del mundo, el paladeo se multiplica exponencialmente. Le acaba de suceder a Jorge Campillo, ese oasis extremeño en la pompa del golf planetario. El cacereño, entrada la madrugada de este lunes, terminó en el puesto 27 del Campeonato del Mundo de México, una competición donde se daban cita los grandes apellidos de este deporte. Compartir cartel con Phil Mickelson (ganador en el desempate ante Justin Thomas) o su compatriota y númetro tres Jon Rahm, ya es un premio. Pero Campillo fue más allá. No desentonó, ni se dejó intimidar por un mal de altura mental a la vez que físico, lo que le condujo a pelear entre divos para ocupar una posición final 27 que sabe a gloria. Acabó con -4 en un torneo que reparte 10 millones de dólares y en el que Rafa Cabrera fue tercero y Sergio García séptimo.

El WGC México disputado en el azteca Club de Golf Chapultepec -cuyo dueño, el millonario Ricardo Salinas, tiene una finca en Extremadura-, le supuso recortar cuatro posiciones en el ranking mundial y se queda a las puertas del top100. Hoy ya es el 101, aunque todavía está lejos de entrar en la lista de candidatos exigida en iconos como Augusta, donde van los 50 primeros por este concepto. Sí mantiene sus aspiraciones por otros recovecos de entrada a torneos como el mexicano, ya que continúa entre los diez primeros de la 'Carrera a Dubai'.

«Gran experiencia jugar el México-WGC. Gracias a los mexicanos por su apoyo esta semana», expresaba el golfista en Twitter. Más prosaico es su caddie, Borja Martín-Simo, quien narra a diario las peripecias de su acompañante en cada rincón del planeta. «Pese a ser el debut, he visto muy cómodo a Jorge y eso me ha encantado. Es como si llevara jugando este tipo de campeonatos varios años. Tiene juego para estar ya por derecho propio más arriba», indicaba en la web especializada TenGolf.

Destacan dos momentos de su participación, uno bueno y otro malo. El malo, en la segunda ronda, donde le dijo a su colaborador que había dado el peor golpe de su vida, aunque después reaccionaría. El más positivo, un espectacular birdie el domingo desde el 'rough', una hierba más alta e incómoda para patear que está fuera del green. Seguro que Borja relatará episodios similares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos