NATACIÓN

«Ir a Estados Unidos era mi única meta»

José Luis Javato, en Cáceres, horas antes de marchar a Estados Unidos. :: A. Méndez
José Luis Javato, en Cáceres, horas antes de marchar a Estados Unidos. :: A. Méndez

José Luis Javato, firme promesa de la natación extremeña, continuará su progresión y desarrollo en Connecticut gracias a una beca universitaria

J. CEPEDA

CÁCERES. Desde que a la edad de 10 años entrase a formar parte del Club Natación Cáceres Los Delfines, José Luis Javato (Cáceres, 7 de octubre de 1999) no ha hecho otra cosa que soñar despierto. En su onírico horizonte este nadador cacereño dibujaba un nuevo escenario de aprendizaje y desarrollo lejos de su zona de confort. Sus cualidades intrínsecas y las férreas rutinas de trabajo que en los últimos años ha asumido con gusto han acabado por favorecer una transición de lo fantástico a lo real con la consecución de una beca para cursar sus estudios universitarios en Estados Unidos con la natación como llave maestra.

Javato, que a los 14 años entró como becado en el Centro de Tecnificación Deportiva de Cáceres, es hoy una de las más pujantes promesas de la natación extremeña. De hecho, ha bebido de la sabiduría de técnicos reputados como Serafín Calvo -en la actualidad en el combinado nacional- o Rafael Castellano, a la vez que ha compartido piscina con nadadores de la talla de César Castro, Fátima Gallardo, Paloma Marrero, Estela González o Juan Luis Vega, entre otros.

Si José Luis Javato soñaba despierto es precisamente porque, cuando la mayoría dormía, el nadador ya alimentaba los cimientos de su futuro cuando su despertador sonaba cada día de lunes a viernes a las 05.45 horas. Media hora después estaba metido en la piscina durante más de dos horas para ir posteriormente al Instituto Brocense. Ya por la tarde, más piscina y gimnasio. Los sábados, otras dos horas de entrenamiento y más gimnasio. Campeón de Extremadura en todas las categorías, Javato ha asistido a todos los campeonatos nacionales desde los 12 años tras conseguir las marcas mínimas, habiendo protagonizado varias finales en los últimos cuatro años. En el último Campeonato de España Júnior celebrado en Tarrasa quedó quinto en 200 Estilos, sexto en 400 Estilos, sexto en 200 Mariposa y octavo en 200 Braza.

Con la intermediación de una firma especializada en becas de estas características, AGM, el buen hacer de José Luis Javato ha despertado el interés de varias universidades estadounidenses; desde Kentucky hasta Georgia, pasando por Virginia o Carolina del Norte. Finalmente será en Connecticut, en la Universidad de Bridgeport, donde Javato exhiba y desarrolle sus dotes en la piscina mientras cursa Negocios y Marketing Internacionales durante cuatro años, más uno de prácticas o máster: «Para mí, conseguir ir a Estados Unidos a estudiar la carrera era mi única meta. Allí espero progresar. Me gustaría ganar el campeonato de la conferencia y estar lo más arriba posible en el nacional», indica el joven nadador.

Javato, que puso rumbo al continente americano este pasado fin de semana, militará en los Purple Knights, en la NCAAII, a las órdenes del entrenador Richard 'Doc' Ludeman, quien ha formado a varios olímpicos estadounidenses.

El deportista cacereño lleva en su equipaje y a buen recaudo los consejos de otros extremeños que ya han vivido experiencias similares, como es el caso de Paloma Marrero y David de Benito. «Me han trasladado sus buenas experiencias. La vida en una universidad americana no tiene nada que ver con las de aquí. Son como ciudades. Además, el entrenamiento y las clases se pueden compaginar mucho mejor».

Con Michael Phelps como su principal icono en el mundo de la piscina, José Luis Javato tiene otros referentes más terrenales, cercanos y accesibles, como es el caso del placentino César Castro, quien se quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Río 2016 a causa de una lesión: «He tenido la oportunidad de entrenar con él. Me ha ayudado mucho y me ha explicado muchas cosas», agradece el cacereño.

A sabiendas de que el deporte de alto rendimiento le ha privado de muchos momentos en su juventud, al igual que a otros muchos jóvenes deportistas de diversas disciplinas, José Luis Javato considera que en su particular balanza siempre hay saldo positivo en cuanto al nivel experiencial: «Mis amigos muchas veces me llaman para salir y yo no puedo porque tengo que entrenar o asistir a alguna competición, pero tengo claro que sin nadar no podría vivir. Lo digo de verdad».

Ahora, lejos de casa, Javato tiene ante sí la oportunidad de moldear el sueño ya alcanzado.

Fotos

Vídeos