LA COLUMNA

Una unión necesaria

JOSÉ MARÍA MANCHEÑO

Sin perder de vista los problemas propios como actividad de la caza, llevamos advirtiendo desde hace muchos meses de los graves peligros que acechan a nuestra práctica, peligros que no son exclusivos de la actividad cinegética sino que también son compartidos por otras actividades que se desarrollan en el mundo rural.

Estos peligros tienen su causa en una visión biocentrista del mundo natural, una visión que excluye cualquier actividad que, como la caza, suponga la muerte de animales a los que se les otorgan derechos idénticos que al ser humano.

Estas teorías o visiones tienen su referente actual en al animalismo militante que, mediante su incorporación a diversas siglas políticas en nuestro país, está accediendo a ciertas cotas y parcelas de poder que explican muchos intentos legislativos que persiguen coartar, restringir e incluso prohibir actividades como la caza. Esta militancia animalista está contaminando a lo largo del país cualquier debate que se suscita en torno a la caza, disfrazando de falso ecologismo posturas y discursos supuestamente técnicos que no son más que imposiciones morales y/o éticas de naturaleza animalista. Ante este panorama tan incierto y peligroso, debemos apelar a la unión del sector cinegético y del mundo rural. Solo desde esta unión será posible una defensa adecuada y un trabajo efectivo y práctico.

Es el momento de apartar nuestras diferencias, apelar a lo que nos une y empujar todos en una misma dirección. Y también momento de redoblar esfuerzos y hablar en clave política, actuar políticamente, porque ¡¡La Caza también Vota!!

Temas

Caza

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos