Momento decisivo

Lidia Cabanillas, el pasado domingo en Mérida. :: JOCAEX/
Lidia Cabanillas, el pasado domingo en Mérida. :: JOCAEX

Lidia Cabanillas | Presidenta de JOCAEX

El pasado domingo 15 de abril tuvo lugar la esperada concentración a favor de la caza en la que se vieron envueltas una multitud de ciudades españolas, en las que miles de cazadores se congregaron para reivindicar por sus derechos. En nuestra comunidad tuvo lugar en la Plaza de España de Mérida a las 12:00h, ese día declarada sede oficial para la caza en Extremadura, para luchar y defender nuestros derechos, a la que asistieron cerca de 6.000 cazadores y cazadoras de toda la geografía extremeña, entre los que se hacían notar numerosos jóvenes.

La caza habló con voz propia, demostrando que es un sector fuerte y que estamos más unidos que nunca y si algo sacamos en claro es que no vamos a tolerar ni una sola injusticia más hacía nuestro colectivo.

La caza es el legado que nos han dejado nuestros maestros (padres, abuelos, tíos) ellos nos han transmitido la verdadera esencia de la caza y nosotros tenemos el deber y la obligación de cuidarla y protegerla para poder hacer exactamente lo mismo con nuestros hijos. Llevarlos al campo, mostrarles la realidad de la caza, el respeto a los animales, la conservación, la ética, el recurso que esta actividad supone para el mundo rural y vamos a inculcarles todos los valores que nosotros hemos aprendido, porque la caza es educación, es respeto y todo esto lo vamos a hacer sin que nadie nos tenga que cuestionar absolutamente nada.

Basta ya de insultos, de amenazas, basta de tantas mentiras. Estamos hartos de mentiras con los perros de caza. Nosotros los cuidamos, los protegemos y nunca los abandonaríamos, y si alguien lo hace, no es cazador, es un delincuente y así lo tacharemos.

Estamos cansados de radicales, de colectivos anti todo con el único afán de prohibir y prohibir, sin compasiones, sin lamentaciones, con auténticos ideales extremistas que no dudan en pasar por encima del sustento de familias enteras y de todos los que no piensan como ellos.

Derecho y obligación

En esa plaza, como en otras muchas de España, demostramos que la caza es joven, que hay miles de adolescentes que apuestan por esta forma de vida, por seguir con el legado que nos dejaron nuestros maestros, por seguir con esta tradición, dispuestos a luchar por la caza y por las generaciones venideras.

Los jóvenes jugamos un papel importante en este sector, tenemos la fuerza y la ilusión que se necesita, somos el motor de empuje de la caza y tenemos las armas suficientes para sacar este colectivo adelante por más obstáculos que nos quieran poner.

Este sector posee jóvenes formados y muy preparados, que estamos dispuestos a afrontar retos y objetivos para seguir trabajando para que la caza ocupe el lugar que le corresponde.

Los jóvenes vamos a exigir nuestra libertad como cazadores, vamos a reivindicar nuestros derechos y vamos a mostrar la imagen más ética de la caza tanto en redes sociales como en el campo.

Los jóvenes cazadores vamos a seguir luchando para que esta actividad perdure por mucho tiempo, vamos a dejarnos ver con nuestros perros, que son parte de nosotros, vamos a continuar con las labores de cuidado y conservación del campo y lo más importante vamos a seguir demostrando a esta sociedad, como el pasado 15 de abril, que los jóvenes estamos orgullosos de ser cazadores.

Así mismo seguiremos reivindicando nuestros derechos y los del mundo rural, como el próximo domingo en Quintana de la Serena, en el Día del Cazador Extremeño, donde se realizarán un sinfin de actividades relacionadas con este sector. Un perfecto plan para toda la familia.

Agradecer a todos los cazadores, a la Federación Extremeña de Caza, al sector privado, a los grupos políticos que estuvieron de nuestro lado, a los pescadores, a los ganaderos, a los agricultores. y a todas las personas y colectivos que forman el mundo rural y que estuvieron allí y en especial a todas las mujeres cazadoras que tuvieron la iniciativa de animar a sus familias y amigos a estar presentes, por hacer que ese día fuera posible y por adquirir el compromiso con la defensa activa de la caza, por defenderla y por nuestra forma de vida.

¡Viva la caza!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos