2018, año clave para la caza extremeña

Los cazadores extremeños volverán a salir a la calle a manifestarse. :: FEDEXCAZA/
Los cazadores extremeños volverán a salir a la calle a manifestarse. :: FEDEXCAZA

Este año estará marcado por la movilización, la innovación y el impulso a los proyectos pendientes de Fedexcaza

FEDEXCAZA

El año 2018 será clave para el sector de la caza en Extremadura. En un momento complicado y con muchos frentes abiertos, el objetivo de la Federación Extremeña de Caza es que sea el año en el que se consoliden proyectos de gran importancia y, además, se impulsen nuevas iniciativas imprescindibles para garantizar el futuro de la caza en Extremadura.

No podemos olvidar que la caza sufre problemas como el acoso del sector más radical del animalismo, que está llegando a las administraciones en forma de normas y leyes muy alejadas de la realidad del mundo rural. Además, la situación de la caza menor está llegando a un punto crítico de no retorno que hay que afrontar de manera decidida. La falta de unión y de autocrítica son otros de los males endémicos de un sector que tiene que dar un paso al frente para avanzar en todo lo relacionado con la gestión y la conservación.

Más información

En esta encrucijada, los últimos datos del estudio socioeconómico elaborado por la Federación Extremeña de Caza son contundentes: más de 83% del territorio extremeño tiene gestión cinegética, y se trata de un sector que genera un flujo económico de 360 millones de euros al año en la región. A esto se suma el elevado volumen de empleo que mantiene. Su papel, por tanto, es esencial como herramienta de conservación y de gestión -recientemente la Comisión Europea ha reconocido la caza como elemento necesario también en espacios con protección medioambiental- y como actividad de cohesión, fijación de población y generación de riqueza en el mundo. Y se pretende que esta importancia sea reconocida por los poderes políticos más allá de los discursos normalmente de respaldo a la caza pero que no siempre se traducen en medidas concretas.

La recuperación de la caza menor será uno de los principales ejes de actuación este año

MOVILIZACIÓN

Por eso, una de las claves del sector de la caza para este año será la movilización y la unión en defensa de los valores y la realidad del mundo cinegético. La primera cita será el 15 de abril, cuando se llevarán a cabo concentraciones simultáneas en decenas de ciudades españoles con el lema 'En defensa de la caza y de los cazadores'. Es imprescindible que en esa cita los cazadores extremeños también sean protagonistas y salgan a la calle.

Apenas una semana después, el 22 de abril, se celebrará en Quintana de la Serena la quinta edición del Día del Cazador Extremeño, que de nuevo combinará el ambiente festivo con la acción reivindicativa. Se trata de una cita que se ha consolidado a lo largo de los últimos cinco años y que se ha convertido en un referente del sector extremeño. En esa defensa y difusión de los valores del mundo de la caza, volverá a tener un papel relevante el proyecto 'Caza y Naturaleza' que desarrolla la Federación, que actualmente está en su segunda edición y que llegará a más de 800 alumnos de Educación Primaria.

INNOVACIÓN

Otro de los ejes será de nuevo la innovación y la investigación, una de las grandes apuestas de la Federación Extremeña de Caza en los últimos tiempos. Y es que en 2018 deben aprobarse los dos Grupos Operativos en los que participa FEDEXCAZA. La Federación encabeza el Grupo Operativo de Innovación 'Agricultura convergente y resiliente', en el que se pretende unir fuerzas de todos los actores del mundo rural para optimizar esfuerzos y lograr los mejores resultados para todas las partes. En el caso de la caza, se concentrarán en la recuperación de la fauna menor.

La Federación también participa en el Grupo Operativo de Innovación sobre tuberculosis que encabeza Asaja y que pretende introducir novedades en el control de la tuberculosis en explotaciones extensivas.

La aprobación de los planes comarcales de las VC3 y VC4 será uno de los hitos de 2018

Otro proyecto novedoso es Interfield, una iniciativa de la Fundación Artemisan para recopilar y analizar diversas experiencias internacionales que sirvan para plantear nuevas medidas agroambientales adaptadas al territorio para que sean incluidas en la nueva PAC. De esta forma, trataremos de tener unos agrosistemas más respetuosos con las especies de fauna menor que lo habitan. Imprescindible para la gestión de nuestros cotos.

En el ámbito de la innovación se enmarca también la participación de FEDEXCAZA en el proyecto RUFA de la Fundación Artemisan, que a partir de este año empezará a aplicar medidas innovadoras en un coto extremeño para tratar de recuperar la población de perdiz roja silvestre. Esta iniciativa ya cuenta con el respaldo de la Diputación de Badajoz, y confiamos en lograr también la participación de la Junta.

TRAMITACIÓN

Este año también debe ser muy importante en todo lo referido a la gestión y la tramitación normativa de la Junta de Extremadura, ya que son numerosos los proyectos pendientes que están en manos de la Administración.

Sin duda uno de los más importantes será la tramitación de la propuesta para la declaración de la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural en Extremadura, un proyecto que ya ha sido presentado y que en los próximos meses debe dar pasos decisivos para su aprobación. El sector de la caza también estará pendiente de la aprobación de los planes comarcales.

Ya han salido a licitación los de las comarcas VC3 y VC4, y estos planes serán muy importantes para la gestión cinegética una vez que sean aprobados ya que llegan en un momento en el que son más necesarios que nunca.

Para el próximo año confiamos en que se aprueben los de las comarcas de caza menor, esto es, las VC1 y VC2. Otro asunto pendiente, aunque este confiamos que será de resolución muy próxima, es el de las ayudas a los cotos, que está a la espera de publicación. Se trata de introducir medidas para impulsar la contratación de guardas, algo que es imprescindible y que debe salir adelante lo antes posible.

PROYECTOS PENDIENTES

A todo esto se suman 2 proyectos que ya han sido planteados por la Federación ante la Junta y que están pendientes de respuesta. Por una parte, está todo lo relacionado con la formación, donde FEDEXCAZA ha presentado una iniciativa para impulsar en el sector una formación novedosa y más moderna de la ofrecida hasta ahora. Más enfocada en el conocimiento de la normativa, en el respeto y la conservación de la naturaleza, en el poder de la imagen en el sector. Todo ello para ser desarrollado en un ambicioso plan formativo que ayude a modernizar el sector de la caza.

Los cazadores extremeños volverán a salir a la calle a manifestarse.
Los cazadores extremeños volverán a salir a la calle a manifestarse. / Fedexcaza

El segundo de los ejes planteados por la Federación a la Junta es el de la Igualdad. En un sector muy masculino hasta la fecha es importante conocer las causas que han llevado a esa situación, así como las posibles medidas que se pueden llevar a cabo para potenciar la incorporación de la mujer al mundo de la caza.

Con todos estos proyectos la Federación Extremeña de Caza confía en que 2018 sea un año decisivo para el mundo de la caza en Extremadura. Un año en el que se den pasos decisivos para la recuperación de la fauna menor, en el que los cazadores se movilicen en defensa de su actividad y en el que desde la Administración se impulsen de manera decidida proyectos que avancen en la modernización de un sector imprescindible para el presente y el futuro del mundo rural.

Para que todo ello sea realidad será necesario tanto el compromiso y el apoyo de los propios cazadores -para dar fuerza y poder de negociación a la Federación- como el respaldo del Gobierno regional, que en 2018 deberá plasmarse en medidas concretas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos