2017, año de objetivos cumplidos; 2018, año con enormes retos que afrontar

El curso en la UEX, uno de los logros destacados de 2017. :: FEDEXCAZA/
El curso en la UEX, uno de los logros destacados de 2017. :: FEDEXCAZA

El año 2017 ha sido un año de grandes objetivos cumplidos y de nuevos proyectos lanzados, mientras que 2018 será un ejercicio con grandes retos que afrontar. Dicho de otra forma, se ha hecho un gran trabajo, pero queda mucho por hacer.

Ése es el resumen que hizo ante el Asamblea el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, quien destacó en su informe que es mucho el trabajo hecho, y también los objetivos cumplidos a lo largo de 2017. Aun así, quiso huir de la euforia y pidió a la Asamblea que sea consciente «del enorme y duro trabajo que nos queda por delante, de los grandes retos que vamos a tener que afrontar y de la dificultad de los mismos».

En el apartado de los grandes logros del año pasado, Gallardo resaltó, más allá de los datos que avalan el avance de la Federación, la consolidación del Día del Cazador, que cumple 5 ediciones. También la presentación del I Informe anual de la situación de la caza en Extremadura, el primer estudio de este tipo que ha sido elaborado desde la propia Federación y que ha permitido disponer de datos realistas y actualizados sobre el sector.

Otro proyecto singular ha sido la organización, junto con la Universidad de Extremadura, del primer curso internacional del verano sobre La Caza en el entorno del turismo, la empresa y el desarrollo rural, una iniciativa singular en nuestro país.

También se ha llevado a cabo por primera vez un proyecto estratégico, como es el PROADES 'Caza y Naturaleza', que permite llevar cada año con gran éxito los valores de la caza y del medio ambiente extremeño a los centros escolares más allá de los prejuicios.

Por otra parte, en 2017 se ha dado el pistoletazo de salida al proyecto para la declaración como Bien de Interés Cultural en la región de la montería y la rehala, una propuesta que ya se ha presentado ante la Junta de Extremadura y que debe servir para reconocer la relevancia histórica de estas modalidades en nuestra comunidad,

También se ha creado otro proyecto novedoso, las Tertulias de Caza, que ha permitido a los representantes de la Federación recorrer toda Extremadura y abrir un diálogo relajado y sincero con los cazadores de las diferentes comarcas.

También se ha trabajado para dar respuesta a la demanda de los cazadores con la ampliación del horario de apertura de la oficina federativa y también de su personal técnico, de forma que se pueda atender la demanda creciente.

Asimismo, que 2017 también ha sido el año de la reunificación con la Real Federación Española de Caza y de la participación de FEDEXCAZA en la Fundación Artemisan; y de la participación en dos Grupos Operativos de Innovación y también en los proyectos RUFA -de recuperación de la perdiz roja- e InterFIELD -de elaboración de propuestas agroambientales para la PAC-.

En términos de Comunicación, además, la Federación se ha situado entre las entidades de referencia de la caza en España.

Para el presidente de la Federación Extremeña de Caza, todos estos proyectos son una «muestra del camino que esta Federación ha emprendido», de forma que hoy la Federación es «el referente de la caza en nuestra región». A su juicio, esto ha sido posible gracias al gran trabajo de todo el equipo de la Federación y de su Asamblea.

Pero 2018 será, de nuevo, un año cargado de grandes proyectos y re grandes retos. Éste ha sido ya el año de la gran manifestación en defensa de la caza, y a finales de este mes se abre un proceso en la Comisión Europea de Medio Ambiente con el objetivo de que el Comité Ornis y el Comité Hábitats modifiquen varias cuestiones trascendentales para la caza.

Entre otras cosas, están sobre la mesa la moratoria de la tórtola, la caza de la codorniz en media veda y la perdiz con reclamo, y para evitarlo la Federación está trabajando conjuntamente con la Fundación Artemisan y con la Real Federación Española de Caza.

También hay proyectos pendientes para mejorar la presencia de la mujer en el sector cinegético extremeño. De hecho, ya se presentó hace meses ante el Instituto General de la Mujer una iniciativa de este tipo y se va a plantear ante otras instituciones.

Por otra parte, la Asamblea llevó a cabo también una sesión extraordinaria para estudiar una modificación de los estatutos de la entidad que fue aprobada por unanimidad, En concreto, se incluyó dentro del objeto social de la entidad «el desarrollo de estudios y trabajos técnicos relacionados con la actividad cinegética, el medio natural y la conservación, destinados a garantizar el impulso de la misma».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos