Benabbou y Urbina, la traca extremeña en Valencia

Urbina, en el Nacional del Cross de Mérida y Bennabou, en carrera en el Circo Romano. /BRÍGIDO
Urbina, en el Nacional del Cross de Mérida y Bennabou, en carrera en el Circo Romano. / BRÍGIDO

El talayuelano, que debuta con la selección nacional absoluta, y la zoriteña llegan al Mundial de Media Maratón como campeones de España

Javi Pérez
JAVI PÉREZBadajoz

En plena resaca de las Fallas, Valencia se prepara para la traca final. El Campeonato del Mundo de Media Maratón echa a rodar este sábado con dos extremeños al frente de la selección española. Houssame Benabbou y Teresa Urbina llegan a la cita como flamantes campeones de España. Para el talayuelano de origen marroquí supone su bautismo español en el combinado absoluto, mientras que la zoriteña, con diez internacionalidades, prácticamente irrumpe como debutante en la que será su tercera experiencia con la distancia.

«Voy al Mundial representando a España y estoy orgulloso. Primero de mí mismo por la capacidad que tengo de trabajar solo, porque entreno solo, y la media requiere muchas tiradas largas y segundo por representar a España y mi tierra Extremadura. La gente que me rodea está contenta de verme aquí y me motiva más», expone Houssame Benabbou. El atleta extremeño se reivindica con el título español después de varios años de lucha por obtener la nacionalidad. «Debuto en un Mundial. Llego con la 33 mejor marca, pero eso no garantiza que vaya a estar entre los 30 primeros. En un Campeonato del Mundo siempre se producen sorpresas y en 21 kilómetros no se sabe cómo va a responder el cuerpo», sostiene.

Teresa Urbina, por su parte, afronta su tercer Mundial después de disputar en 2017 el de campo a través de Uganda hace justo un año y el absoluto de Londres del pasado verano. «Solamente puedo pensar en correr todo lo que pueda». La de Zorita llega quizás en el mejor momento de su carrera para redondear un exitoso invierno con varios podios en clásicas del cross nacional y dos récords extremeños (10 km en ruta y media maratón). «Las sensaciones son buenas después de un invierno bastante bueno, aunque la preparación no ha sido específica para media maratón y con algún problemilla con el isquio esta última semana», señala en alusión al pequeño desgarro con el que acabó en Mérida el Nacional de Cross.

«Monumental cagada»

Completaban la lista de los doce 'apóstoles' elegidos por la Federación Española para el equipo nacional Ayad Lamdassem, Carles Castillejo, Camilo Raúl Santiago, Jaume Leiva y Juan Antonio Pérez y en mujeres la plusmarquista española Trihas Gebre, Elena Loyo, Irene Pelayo, Marta Esteban y Marta Galimany. Desde el jueves se encuentran concentrados y el sábado preparan su entrada triunfal en la 'tierra santa' de la media maratón.

Pero la noche del jueves desde el mismo hotel de concentración, Carles Castillejo revolucionaba en las redes sociales al revelar que se quedaba fuera junto a Marta Galimany, la descartada en el equipo femenino.

El atleta cuatro veces olímpico explotaba al enterarse a 48 horas de la prueba que quedaba excluído porque la Federación Española desconocía que el reglamento solo permite inscribir cinco atletas por categoría a cada país. «Desgradiamente no voy a poder correr el Mundial de Media Maratón de Valencia debido a que la @atletismoRFEA no sabia que SOLO podían correr 5 atletas. Así que ellos han decidido que sea yo el expulsado del campeonato», denunciaba. Seguidamente Ramón Cid, director técnico de la RFEA, asumía toda la responsabilidad y pedía disculpas. «Ha sido un error garrafal y una monumental cagada».

La Federación Española de Atletismo había seleccionado el 28 de febrero a doce atletas, seis en categoría masculina y seis en la femenina en el que se quedaron fuera los extremeños también con mínima Ricardo Rosado y Raquel Gómez, y la Federación Internacional la admitió en las listas provisionales que hizo públicas el 16 de marzo.

Primer título absoluto

Tanto Benabbou como Urbina conquistaron en Melilla su primer Campeonato de España absoluto para adornar un palmarés condecorado de títulos en categorías inferiores en diferentes modalidades, aunque al talayuelano solo le cuenten los podios de su etapa cadete y junior. «Desde luego que no pensaba que llegaría al Mundial como campeona de España», apunta la zoriteña. «A Melilla llegué preparado, pero lo tenía difícil porque partíamos cinco con opciones y solamente había cuatro plazas. Pero aquí estoy», añade el de Talayuela feliz y orgulloso de «disfrutar de la experiencia y de mi debut. Tengo 24 años y me quedan muchos mundiales».

Urbina reconoce que en su programación de la temporada, enfocada al Europeo de Berlín, ni se había planteado ni siquiera hacer la media. «Fue un objetivo de últimísima hora. Una apuesta arriesgada que incluso mi entrenador no estaba por la labor por el riesgo de lesión. Al final vas sin pensar en nada y salió bien», sostiene la campeona española de media maratón. En Valencia contará además con el apoyo directo de su preparador y pareja Eugenio Barrios, que forma parte del equipo de entrenadores de la selección. Hasta el Nacional de Melilla su única incursión con la media maratón fue en abril de 2017 en la capital de España y fue cuarta con 1h15:25. «El año pasado corrí la de Madrid, pero salí a rodar y a disfrutar de la experiencia, sin aspiraciones. La primera que he corrido en serio es la de Melilla», relata Urbina. Suficiente para acariciar el cielo. Cayó el oro y la mínima para el Mundial (1h14:30). La extremeña se coronó con un tiempo de 1h13:38 (récord de Extremadura).

Benabbou paró el crono en 1h03:55 (la mínima mundialista era 1h04:30) para sorprender a todos en Melilla. Un inocente tuit suyo en la que compartía la compra de unas zapatillas sonrojó a propios y extraños. El campeón español no tenía patrocinador y Joma puso fin a esa injusticia. «Me siento más completo», agradece a la firma toledana. El extremeño lleva más medias en sus zapatillas que su paisana. Se estrenó en octubre de 2016, precisamente en Valencia (1h04:56) donde repetiría el año pasado (1h04:37). «En Valencia he corrido dos veces, es un circuito más rápido que el de la Media Maratón de Valencia, con viento y si hay humedad me puede venir bien». En total se ha enfrentado en seis ocasiones a los 21 km. Dos en Montijo con sendos títulos consecutivos de Extremadura (1h05:52 en 2017 y 1h04:36 en marzo de 2018), en Baltanás del Cerrato (1h05:01 en mayo de 2017), las dos de Valencia y Melilla.

A Urbina también le gusta el perfil del circuito que tiene como salida y meta un escenario incomparable como la Ciudad de las Artes y las Ciencias. «El único inconveniente será el viento que pueda mermar las marcas, por lo demás el circuito no tiene pegas. En el asfalto me defiendo mejor que en el barro», comenta.

En cuanto a las perspectivas de la carrera, Benabbou confía en seguir con su progresión por tiempos. «Mi objetivo es hacer marca personal. Con rebajarla en veinte segundos a 1h03:30 ya estaría contento, pero en una media maratón pasan cosas imprevisibles. No sé cómo va a responder mi cuerpo. El paso por el kilómetro 15 será clave». Para Urbina supone un nuevo reto. «Me gustaría hacer marca personal, por puestos es difícil hacer pronósticos. Soy de la opinión que siempre se puede hacer un poco mejor. Espero mantener mi nivel y estar en las mejores condiciones, pero cada carrera es un mundo».

La carrera ha batido el récord de participación con 14.577 corredores, además de superar otros registros en cuanto a la presencia de atletas de élite (315) y países participantes (87) en un Mundial. La salida tendrá lugar a las 17.05 horas para la élite y 17.30 horas para los populares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos