Hoy

Ajedrez

«El Magic está más fuerte que nunca»

  • Pese al descenso, los emeritenses se sienten con más poso y futuro que nunca

El Magic Extremadura, muy tranquilamente, pudo vivir de 2006 a 2010 saltando de fiesta en fiesta y no pisar centímetro alguno de tierra. Campeón de España en 2006, campeón de España y de Europa en 2007, subcampeón de España en 2008, otra vez campeón en 2009 y de nuevo subcampeón en 2010. «Y sin embargo ahora somos más conocidos que antes, tenemos mucho más poso», reconoce su presidente, Juan Antonio Montero, justo la semana del descenso a la segunda división del ajedrez nacional. Once años después, el Magic abandona la élite tras una última jornada, la del Campeonato de España por equipos de la División de Honor que se celebró la semana pasada en Monzón (Huesca), muy paranormal. Si los emeritenses hubieran ganado al anfitrión Jaime Casas, hubieran firmado todo un tercer puesto Pero su derrota, mezclada con una combinación de resultados, lo mandaron directamente a la lona. «Aún lo estamos asimilando, porque ha dependido todo de una partida. Ha sido un campeonato muy agresivo, de un ajedrez de mucho nivel, todo muy igualado y competido. Todavía no hemos reparado en cuál ha sido el error, porque creemos que no lo hemos hecho tan mal».

«Si por mí fuera, que empezara mañana otra vez el Campeonato del próximo año para ascender lo antes posible», reconoce Manuel Pérez Candelario, alma mater y Gran Maestro de este Magic. El único extremeño, por cierto, junto a su compañero Emilio Moreno, que estuvo jugando la semana pasada en Monzón. «Es un fracaso porque somos un equipo histórico con genética ganadora. El objetivo era estar arriba, aunque presentásemos un equipo de mitad de la tabla. Así que sí, ha sido un jarro de agua fría este descenso. Hemos estado todo el Campeonato bien situado en la tabla, con buenos encuentros, pero en las tres últimas rondas nos han sucedido una serie de desgracias: hemos acabado perdiendo encuentros que teníamos controlados».

Pero el descenso no alterará la hoja de ruta de este histórico: de 20 socios en la época dorada ha pasado a tener 120 en la actualidad, del reconocimiento local y regional ha pasado al reconocimiento mundial gracias a las actividades sociales que alimenta cada año. "La entidad está consolidada. Antes lo fiábamos mucho a los títulos, y ahora hemos preferido apostar por Extremadura. Tenemos una base, unos socios, unos alumnos, financiación privada y pública, salimos mucho al exterior. Aquel tiempo glorioso de títulos y esta etapa de ahora son etapas muy diferentes», expone el presidente del club.

Hasta que el año que viene intenten de nuevo ascender de categoría, lo próximo es continuar nutriendo sus programas sociales y terapéuticos (para mayores, drogodependientes, desempleados, presos, personas que sufren parálisis cerebral, autismo, asperger, TDAH.), participar en congresos internacionales, atender a los cien alumnos de sus escuelas y, por supuesto, volver a ganar el Campeonato de Extremadura, como ya lo ha hecho en trece de los últimos catorce años. «Y luego, ya el año que viene, intentaremos regresar a la élite del ajedrez nacional con los chicos de la cantera, esos que empezaron con nosotros desde bien chiquititos cuando llegaron los primeros títulos en 2006. Queremos ser un club de élite con jugadores formados aquí. Estamos más fuerte que nunca», concluye Juan Antonio Montero.