Hoy

Ajoblanco y MAgic se enfrentaron en la penúltima jornada del Campeonato de España.
Ajoblanco y MAgic se enfrentaron en la penúltima jornada del Campeonato de España.

ajedrez

El Ajoblanco ya es un referente

  • El club de Mérida lleva tres años sin bajarse del podio de la élite, lo que refuerza su crecimiento

«Cada año conseguimos mejores resultados. Cada año nos conocen más», observa Pedro Rubio, presidente del Ajoblanco-Mérida Patrimonio de la Humanidad, flamante subcampeón de España de Ajedrez. Desde que ascendiera por última vez a la élite en 2012, el Ajoblanco no se ha bajado del podio en ningún Campeonato de España por equipos de la División de Honor. «Antes creían que solo había un club de ajedrez en Mérida, el Magic, pero con esta evolución nuestra empezamos a ser reconocidos en todas partes. Todo lo que sea difundir el club y el ajedrez nos viene muy bien. Estos últimos resultados que hemos cosechado son todo un revulsivo».

El conjunto emeritense se plantó la semana pasada en Monzón (Huesca) como el segundo equipo con mejor 'ranking' del campeonato, por detrás del Sestao EDP. Cuatro victorias, dos derrotas y unas tablas después cumplía con el objetivo. «Aunque por puntuación presentábamos el segundo mejor equipo del torneo, íbamos con todas las aspiraciones de quedar campeones, como hace dos años. Pero al final el mejor equipo y favorito, Sestao EDP, se lo ha llevado, aunque nosotros empatamos con ellos en la primera jornada del Campeonato. Y tuvimos la victoria en nuestra mano: nuestro croata, Ivan Saric, tenía la partida casi hecha, pero al final no pudo y eso tal vez le influyó en lo que restaba de semana», radiografía Pedro Rubio, cuyo club mejoró en un puesto su participación del año pasado. «Pero regresamos muy contentos: ya lo hubiéramos firmado antes de empezar».

La punta del iceberg son los Campeonatos, los títulos, la púrpura... pero lo que no se ve, y alimenta al club, es el día a día, que es lo que queda a partir de ahora y hasta el próximo Campeonato de España de División de Honor. «Participar en otros torneos, de otras categorías con nuestros equipos inferiores, buscar nuevos patrocinadores, planificar la próxima temporada y, sobre todo, volcarnos en nuestros programas y proyectos sociales», mira al futuro el presidente del club. Se refiere Pedro Rubio al proyecto 'Ajedrez sin barreras', que acaba de cumplir su tercer aniversario y reúna a personas con inteligencia límite, con autismo y síndrome de Asperger, además de otras con daño cerebral; participar a través del ajedrez en el año de la Capitalidad Gastronómica de la capital autonómica; su programa 'Ajedrez social' tanto en Mérida como Badajoz. «Parte del éxito y de todo lo bueno que nos pasa lo tiene la Junta de Extremadura, a través del patrocinio de su Fundación Jóvenes y Deporte», recalcan desde el club emeritense.

La próxima temporada, como ya le sucediera al Magic cuando al Ajoblanco intentaba hace un lustro el ascenso desde la Primera División a la División de Honor, le tocará al club de Pedro Rubio representar al ajedrez emeritense y extremeño en la élite al ajedrez nacional. «Sí que me ha sorprendido el descenso del Magic, porque tenía equipo para estar de mitad de la tabla hacia arriba. Es una lástima. Nosotros sufrimos un descenso igual hace como cinco años. Y es muy duro y difícil subir, estuvimos como dos o tres temporadas en Primera División», recuerda el máximo mandatario del Ajoblanco-Mérida Patrimonio, que estos días aún paladea el regusto de ser el segundo mejor equipo de España.