Hoy

POLIDEPORTIVO

Homenaje a los medallistas de Río del proyecto COE-UCAM

Los medallistas y diplomas de la UCAM, en la sede del Comité Olímpico Español.
Los medallistas y diplomas de la UCAM, en la sede del Comité Olímpico Español. / COE
  • Mireia Belmonte y Teresa Perales ejercieron de portavoces de los deportistas, que «representan la excelencia», como destacó Alejandro Blanco

El Comité Olímpico Español (COE) homenajeó este martes a los deportistas de su proyecto con la Universidad Católica de Murcia (UCAM) que consiguieron medalla o diploma en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Río 2016, entre ellos, a las campeones Mireia Belmonte, Ruth Beitia, Carolina Marín, Maialen Chourraut, Marcus Cooper Walz y Cristian Toro. Durante el acto, celebrado en la sede del COE, el presidente del organismo olímpico felicitó a los atletas que subieron al podio o quedaron finalistas en la cita olímpica y que «representan la excelencia», a la vez que destacó el acuerdo del organismo con la UCAM vigente desde hace cuatro años «que es un un modelo en España de compromiso con actos».

«Es difícil expresar todo lo que hemos sufrido durante estos cuatro años, pero gracias la UCAM hemos podido entrenar y estudiar. Ha sido una vía de escape para quienes cursamos una carrera universitaria», destacó Mireia Belmonte, elegida para ejercer de portavoz de los deportistas olímpicos, al igual que Teresa Perales lo fue de los paralímpicos. «Lo hemos hecho lo mejor que hemos podido y hemos disfrutado muchísimo. Yo, que me he quedado a dos medallas de mi objetivo -igualar a Michael Phelps con 28 metales en los Juegos-, he ganado la mejor experiencia de mi vida. Cuando llegue el momento de la retirada, que yo estoy alargando, sabremos afrontarlo muchísimo mejor, porque se nos ha acompañado en el camino para que después sea mucho más fácil», comentó la nadadora aragonesa.

Carolina Marín, que este año retomará sus estudios de Fisioterapia que lleva «un tiempo aparcados», reconoció que «seguramente faltan apuestas como las de la UCAM para que el deporte español pueda llegar a las 22 medallas de Barcelona’92». A pesar de conquistar el oro, la mejor jugadora del mundo de bádminton aseguró que precisa «seguir puliendo detalles». «Tengo un margen de mejora bastante grande», aseguró la onubense, que actualmente está «un poquito lesionada» y ello le ha impedido acudir a Japón o Corea. Sus próximos retos serán el Campeonato de Europa en abril y el Campeonato del Mundo en agosto. A la sede del COE acudió incluso con su medalla de oro. «Pensaba que había que traerla a este acto», afirmó Carolina Marín.

La halterófila Lidia Valentín, bronce en Río, reconoció que «es algo muy grande subir a un podio olímpico», pero también reclamó sus medallas de Pekín 2008 (plata) y Londres 2012 (oro) como consecuencia del dopaje de quienes sí subieron al cajón en los anteriores Juegos. «Quiero mis medallas», proclamó la leonesa, que espera que «aunque los casos están en proceso de reclamación», espera que el próximo mes de enero, como muy tarde, se le otorguen los metales olímpicos que le corresponden.

«Hemos sido la segunda universidad del mundo que ha obtenido mayores éxitos en los Juegos, sólo detrás de la de Stanford (California), aunque ellos sólo conceden becas y nosotros no sólo ayudamos con becas, sino con otras ayudas económicas. Como dice Ruth (Beitia), somos una gran familia», se congratuló el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, que está intentando implantar su modelo en Europa, «para que los deportistas puedan compaginar el deporte con el estudio».