Hoy

fútbol sala

El Cerro de Reyes ilusiona con el fútbol sala

Jugadores del Cerro de Reyes en el entrenamiento de ayer. :: J. V. A.
Jugadores del Cerro de Reyes en el entrenamiento de ayer. :: J. V. A.
  • El equipo pacense debuta con victoria en Segunda B, primera piedra para consolidar un proyecto que pretende colocar a Badajoz en la primera fila

El Cerro de Reyes vuelve a dar motivos para ilusionar. Ahora con una disciplina diferente, el fútbol sala, pero incorporada como sección dentro de la estructura del club de fútbol. El Cerro de Reyes FS recoge el testigo del que fuera buque insignia deportivo en la popular barriada pacense y desde su fulgurante salto a Segunda B tiene el honor de representar a toda la provincia de Badajoz. En la de Cáceres, el fútbol sala tiene mayor presencia con Integra2 Navalmoral, Buhersa Talayuela y Cáceres UEx Malpartida como principales embajadores. Quizás se deba a la mayor apuesta por el deporte de la Diputación cacereña, especialmente en la promoción de fútbol sala y atletismo.

El Gas Villafranca Energía Cerro de Reyes FS es nuevo en la categoría de bronce. Pero no compite con los otros extremeños al estar encuadrado en el grupo V con andaluces, Ceuta y Melilla. La delegación cacereña forma parte del IV con madrileños, manchegos y el alicantino Denia. «Nuestra idea era ir en el sur y que Malpartida volviera a su grupo con Talayuela y Navalmoral», expone Bernardo Escobar, vicepresidente y delegado del equipo. El Cerro debutó en Segunda B con un triunfo en la cancha de otro equipo de barrio muy popular, Triana. «No nos dan como favoritos porque somos recién ascendidos y el nombre no suena. Pero nuestro entrenador David Serrano y jugadores como Aarón, Álex, Rafa, Juan e incluso Miguel, son muy conocedores de la categoría», sostiene.

El fútbol sala se incorporó al Sporting Club Cerro de Reyes hace cuatro años coincidiendo con la desaparición del primer equipo de fútbol, que como entidad ha quedado dedicada a la base. En esta corta andadura ha conseguido no sólo consolidarse como club, sino desembarcar en Segunda B, a dos pasos de la gloria. «Nuestro objetivo a largo plazo es conseguir llegar a Primera, si todo marcha bien en cuanto a patrocinios y apoyos institucionales», apunta Escobar. Aunque el vicepresidente cerrista tiene los pies en el suelo y es consciente de que hay que ir pasito a pasito. «Este proyecto es muy ilusionante. Por suerte hemos conseguido bastantes apoyos y ahora contamos con Gas Villafranca Energía que pone nuestro nombre, además de que Bodegas Sani, que es de Almendralejo, siga con nosotros por cuarto año y Líder Sport. Nuestra filosofía está llegando bien y las empresas confían en nosotros», añade Bernardo Escobar. En cuanto a los apoyos institucionales tampoco tiene queja. «Nos ha recibido la directora general de Deportes de la Junta, nos va a recibir el presidente de la Diputación y con la FMD no tenemos ningún problema, nos ha dado facilidades en cuestión de instalaciones y horarios para entrenar. Estamos a la espera de ser recibidos también por el alcalde para presentarle nuestro proyecto», apunta antes de dejar bien claro que «necesitamos las ayudas públicas».

Partidos los sábados y gratis

El GV Energía Cerro de Reyes juega sus partidos en el Pabellón Antonio Domínguez los sábados a las 18.30 horas, aunque este 24 de septiembre se adelantará a las 16.00 horas de forma ocasional para favorecer el viaje de vuelta al Atlético Ceutí. La filosofía del club cerrista es acercar el fútbol sala a cualquier aficionado al deporte y tener una función social, de ahí que la entrada siempre sea gratuita -reúne a cerca de 400 personas- y sólo se habilite la taquilla en alguna ocasión especial por una causa benéfica. El Cerro también dispone de un carnet simpatizante por 5 euros con el valor añadido de jugar cada semana al Euromillón.

Bernardo Escobar sostiene que el Cerro es una apuesta segura. «Está claro que el fútbol siempre tendrá más tirón, pero éxitos como llegar a Primera se pueden conseguir más baratos en un deporte como el fútbol sala», señala el vicepresidente.