Hoy

BALONMANO

«En Alemania estoy más acostumbrado a recibir golpes»

vídeo

Joan Cañellas. / Virginia Carrasco

  • Joan Cañellas, jugador de la selección española

  • «Estoy en un momento fino, pero me queda poquita gasolina», asegura el lateral izquierdo titular de la selección en el Mundial de Catar

  • «Las jugadas de los Hispanos son más elaboradas; hay más movilidad, más acciones tácticas que igual en otras selecciones no las hay», analiza el jugador del Kiel

Joan Cañellas es el nuevo faro de la selección española de balonmano, bautizada recientemente como los ‘Hispanos’. Manolo Cadenas le situará como lateral izquierdo en el inminente Mundial de Catar, en el que la campeona debuta el viernes, para aprovechar su inspiración en el ataque durante los últimos partidos. Gran parte de la mejoría del máximo goleador del último Europeo es fruto de su trabajo en Alemania, aunque las exigencias de su club, el Kiel, aplazaron su llegada a la preparación del torneo.

¿Qué supone competir con la selección española?

De entrada es una alegría, porque cada uno tenemos nuestras cosas en nuestros clubes y la mayoría jugamos fuera. Así como antes nos encontrábamos muy a menudo ahora cuesta más vernos y el venir aquí, que es como el punto de encuentro, pues... joder, es que al final todos somos amigos, nos llevamos muy bien y tenemos ganas de hablar, de contar cómo te va aquí y allí y la verdad es que apetece venir a la selección. Otra cosa ya es la acumulación de partidos y viajes y de todo, que eso ya entra en otro paquete. Pero de entrada venimos aquí muy contentos.

¿Ha sido perjudicial que usted llegara más tarde a la concentración?

En Alemania se juega después de Navidad y no se puede estar en dos sitios a la vez todavía. Son cuestiones de Alemania. El grupo es prácticamente el mismo, con lo cual no hay gran problema en la adaptación. Sí que se nota los primeros días cuando vienes que igual han preparado una cosillas más, detalles, que se cogen luego. Para eso está la preparación. Hemos tenido una semana muy buena, luego hemos podido jugar tres partidos duros y contra buenos rivales que nos han ayudado a preparar la puesta a punto y a terminar de conformar el equipo. El hecho de que la columna vertebral se mantenga o la mayoría de los jugadores llevemos tiempo ayuda.

Usted, Gedeón Guardiola y Juan Andreu juegan en equipos alemanes. ¿Qué aportarán a los ‘Hispanos?

El viajar te enriquece. He cambiado mi forma de jugar levemente desde que estoy en Alemania. Igual ahora tengo más lanzamiento, más dureza o estoy más acostumbrado a recibir golpes. Eso sí lo aportamos, los que siguen aquí aportan otras cosas y al final lo importante es sumar y que esa suma nos lleve a los éxitos.

¿Le afectará haber competido en la Bundesliga hace poco?

El no tener descanso tiene cosas buenas y cosas malas. El nivel físico no es tan bueno, el nivel digamos de ‘feeling’ con el juego es mejor. Hay que mirar la parte positiva, creo que estoy en un momento bastante fino, de lanzamiento sobre todo, y eso es bueno. Luego, sí que es cierto a nivel de gasolina me queda poquita o en comparación con otros años, pero somos muchos y a pesar de que sean muchos partidos somos bastantes. Habrá que ir rotando para llegar en las mejores condiciones a los momentos importantes.

¿Será perjudicial para el equipo la fatiga de algunos de ustedes?

Es importante el hecho de cómo pasemos el grupo, de intentar ganar los partidos bien entre comillas si es posible y de conseguir la primera plaza del grupo, que facilitaría por lo menos el cruce de octavos. A partir de ahí ya es a cara de perro, que se venga quien quiera y a por todas. Al final llegan muchos momentos en los que tienes que tirar de lo te quede y el equipo tira de lo que queda y a ver si salen bien las cosas.

Han ganado todos los partidos de preparación, ¿cómo lo valora?

El último partido fue un toque atención contra Polonia porque estuvimos un rato por detrás. Creo que son selecciones muy buenas, con lo cual tampoco hubiese sido un drama perder o que nos hubiera costado. El equipo sabe adónde va y sabe que somos los actuales campeones del mundo y eso hace que todos los equipos nos tengan ganas y quieran ganarnos y que cuando jueguen contra nosotros tengan, en principio, menos presión y que salgan derrotados. En ese sentido la presión es la que hay y estoy dispuesto a torear con ella.

¿Cuáles son los signos de identidad de los ‘Hispanos’?

No disponemos de mucho lanzamiento exterior. Es una carencia. Por ello, las jugadas son más elaboradas, hay más movilidad, más acciones tácticas que igual en otras selecciones no las hay. Pero también es cierto que para el espectador puede parecer que mucha cosa es libre y aleatoria porque también el hecho de que llevemos mucho tiempo hace que muchas cosas salgan de forma natural pero también están preparadas. Luego, la agresividad, las ganas, el no dar nada por perdido, creo que en un global serían los rasgos de España.

¿Cuál es el nivel actual de la selección española?

La gente nos pone entre las favoritas pero cierto es que las favoritas no siempre llegan a luchar por las medallas. Si te cruzas con una favorita ya es ‘tú o yo’. Mi opinión es que nuestro nivel está entre las cuatro mejores selecciones y eso dice que deberías estar en la semifinal, pero nadie te dice que vayamos a estar allí o que las otras selecciones van a estar allí. Vamos a ser prudentes.

¿Cuál es el adversario al que le gustaría evitar si pudiera elegir?

Si podemos ahorrarnos las que para mí son las favoritas, que serían Croacia, Francia y Dinamarca, pues mejor. Si nos cruzamos con ellas en semifinales ya me doy por satisfecho porque estaremos ahí. Igual en los últimos años Francia es el gran rival. Nos han ganado, les hemos ganado, nos ha quitado cosas importantes... así que igual Francia, pero cualquier selección te puede ganar y a partir de una semifinal te tiene que dar un poco igual porque todos son muy fuertes.