Hoy

PADEL MASTERS FINAL madrid

Maxi y Sanyo, maestros al cuadrado

Los ganadores del torneo posan con los trofeos.
Los ganadores del torneo posan con los trofeos. / Pepe Varela
  • Maxi y Sanyo derrotan a los número uno Juan y Bela en una final sin tregua

  • Las hermanas Mapi y Majo Sánchez Alayeto se imponen sobre las novatas Lucía Sainz y la jovencísima Marta Ortega, que se lesionó en el primer set.

Maxi Sánchez y Sanyo Gutiérrez lograron un doble objetivo en el Estrella Damm Masters Final que se ha disputado en el recinto ferial madrileño de Ifema. Por un lado, renovaron su título de ‘Maestros’, y, casi lo más importante, sobre los número uno del mundo, Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguín. No iban a tener otra oportunidad. Este era el último partido que iban a disputar como pareja la dupla hispano-argentina después de 13 años de unión en la que han batido todos los récords, en los que han dominado el pádel mundial, aunque se van sin haberse proclamado ‘Maestros’, quizá el último título que les faltaba en su curriculum.

“Por un lado, era una final más (de las 190 que han disputado), y así hay que tomárselo; aunque es verdad que salíamos muy motivados. Pero en frente hemos tenido una pareja muy dura que ha jugado muy bien y muy concentrada. Les deseo lo mejor para la próxima temporada”, dijo Juan Martín al terminar el encuentro.

Un partido de alta tensión que se vivió con tal emoción e intensidad que era muy difícil permanecer inmóvil en el asiento de la pista central del pabellón 12 de Ifema. El primer set se resolvió en un tie break (7-6) a favor de Sanyo y Maxi. En la muerte súbita, la dupla argentina marcó el ritmo para imponerse con comodidad (2-7) y cerrar la primera manga 7-6. Tanta igualdad no era más que una muestra de lo que les esperaba a los asistentes: espectáculo, emoción, roturas de servicio y un ‘puntako’ tras otro que hacían vibrar al público. La pista se les quedaba pequeña y entraban y salían de ella como Pedro por su casa.

Una lesión clave

Hasta que a mitad del segundo sets, con 3-0 a favor de Sanyo y Maxi en el marcador llegó la lesión de Bela, o más bien, las molestias, que le obligaron a pedir la asistencia del fisio. Una sombra de duda cayó sobre el recinto. Pero J&B no se dieron por vencidos. Gutiérrez/Sánchez no se vinieron abajo por haber perdido su servicio, siguieron trabajando en la misma línea para tener la oportunidad de ganar el partido (5-4) al resto. Juan y Bela no lo permitieron y afilaron sus garras para atacar el servicio de Maxi Sánchez. Consiguieron el break y cerraron el set con servicio (5-7) para empatar el partido y empezar de cero. Bela al ralentí y Martin cubriendo sus huecos.

“Cuando Bela se lesionó comenzó su nuestra peor racha de juego. Conocemos muy bien los movimientos de Bela, pero al moverse más lento y de otra forma sobre la pista nos despistaba más”, comenta Sanyo. Y algo de eso debió pasar porque llegó la igualdad en el marcador 5-5. Consiguieron romper el saque de Maxi y poner la mirada en la victoria final. Pero Sanyo y Maxi no iban a rendirse, sacaron el tarro de las esencias para romper el saque de Juan, muy nervioso en su servicio, para empatar el partido. La tensión se podía mascar en la pista y en las gradas. Tras afianzar su servicio, Maxi y Sanyo restaban para ganar el Estrella Damm Masters Finals. Y algo en su interior les decía que iban a conseguirlo. Devolvieron pelotas imposibles y se alzaron con el tercer set (7-5) para ganar el Estrella Damm Masters Finals.

“Ha sido un partido increíble ante esta pareja que es la mejor que ha dado el pádel mundial en la historia de este deporte. No veníamos con la idea de renovar el título, sino seguir haciendo nuestro juego y seguir avanzando. Llevamos dos años juntos y cada día nos llevamos mejor. Esperemos continuar tantos años como Juan y Bela. Da pena que se separen; ahora el pádel estará más abierto para todos”, dijo Maxi.

Las más de 6.000 personas que abarrotaron la pista central de Ifema asistieron a un momento histórico del pádel mundial.

Las ‘Maestras’ gemelas

Unas horas antes se había disputado en el pabellón la final femenina que enfrentaba a las número uno del mundo, Mapi y Majo Sánchez Alayeto y las novatas, Lucía Sainz y Martita Ortega. El partido arrancó muy igualado, con las dos parejas aferrándose a su servicio, conscientes de que un break temprano podía acabar con todas sus esperanzas en el primer set. No hubo ninguna rotura de servicio hasta que en el séptimo juego, Marta Ortega tuvo que pedir fisio por culpa de una mala pisada que le provocó unas molestias que ya arrastraría todo el encuentro.

“Ha sido une pena porque la verdad es que estábamos jugando muy bien, pero a raíz del esguince no he podido rendir al ciento por ciento y les hemos dado muchas oportunidades”, comentó Marta.

Puesta así las cosas. Mapi y Majo rompieron el saque de sus rivales y se anotaron la primera manga (6-4). Lucía Sainz y Marta Ortega no desfallecieron, siguieron intentándolo a pesar de que al otro lado de la red tenían a dos rocas que lo devolvían todo y se marcaban golpes de escándalo. Pero le pusieron tantas ganas y tanto juego que consiguieron romper el saque de las Alayeto y colocar el empate (4-4). Lucía y Marta pusieron sobre la pista una de las razones por las que han llegado hasta aquí: nunca dan un punto por perdido; aprietan los dientes y aguantan, esperando su oportunidad para atacar.

El problema para ellas es que las hermanas Alayeto no iban a dejar escapar una victoria que tenían tan cerca. Con el 5-5 rompieron el saque de Lucía Sainz-Marta Ortega y se encaminaron con paso seguro hacia su victoria. Se pusieron 40-0 con su servicio y aprovecharon la primera bola del partido para coronarse como reinas del Estrella Damm Masters Finals.

Temas