Hoy

entrevista

«Uno debe de asumir cuando comete errores y no tener miedo a decirlo»

Íñigo Martínez, con la selección.
Íñigo Martínez, con la selección.
  • Íñigo Martínez, defensa de la Real Sociedad y de la selección española

  • «Sin suerte no se consigue lo que quieres», explica el central, al que una decisión de Lopetegui en 2011 le cambió la carrera

Iñigo Martínez llega tranquilo a la cita, en manga corta al ver un poco de sol y recibe bromas por el tatuaje de su brazo. Varios compañeros y técnicos pasan y saludan con cariño al jugador vizcaíno. Habla con calma, no transmite que le afecte esas prisas que suelen vivirse en los turnos decretados para las entrevistas en la Ciudad del Fútbol. El central de la Real Sociedad reconoce su complicidad con Julen Lopetegui. «En el campo hablamos en el idioma de todos pero sí que es cierto que cuando estamos a solas comentamos en euskera algo, pero poquita cosa», explica sobre la relación con un técnico que tomó una decisión dolorosa para él... que marcó su carrera.

más información

Vuelve a la selección con Lopetegui que al dejarle fuera del mundial sub'20 de Colombia generó una posibilidad decisiva para usted.

Es cierto que quería ir pero al final contó con otros y tuve la suerte por otra parte de ir con el primer equipo a hacer la pretemporada con Montanier. A partir de ahí busqué mi sitio y al final lo conseguí. Y mira, no hay mal que por bien no venga. Son pequeños detalles, suertes, que en el fútbol uno aprovecha y aquí estoy. No sólo en el fútbol, en cualquier otro trabajo si no tienes la pequeña suerte que necesitas no vas a conseguir lo que realmente quieres. Al final a base de insistir, aprovechando las ocasiones que haya pequeña suerte que todos tenemos la posibilidad de conseguir tus sueños. Aquí estoy y esperamos seguir viniendo.

Y en esta selección hay muchos de esa generación del Europeo de Israel 2013 como De Gea, Thiago, Bartra, Isco, Morata... ¿Se van consolidando ese grupo?

Poco a poco vamos entrando ese grupo que estábamos allí, es una muy buena señal y se ve que hay futuro. Tanto los que siguen desde hace mucho tiempo. Hay una grandísima plantilla, no sólo como jugadores sino de personas. La verdad es que es fácil entrar en este grupo.

¿Conocer de antes cómo funcionan en el césped los compañeros ayuda a esa adaptación?

Es cierto que al final están los mejores y es más fácil jugar con ellos. Hay un gran nivel, en estos equipos cuando tienes tanta gente buena alrededor tu también te sientes más fuerte y te haces mejor.

Usted suele ser muy sincero y autocrítico, aún recuerdo aquella frase en Málaga. ¿Está en su mejor momento o fue la campaña de la Champions?

El año de la Champions en general todos estuvimos bien. Tuvimos la suerte que los que teníamos arriba a la mínima marcaban goles. Poco a poco fuimos creciendo y creyendo en nuestro juego. Este año hemos empezado bien, el equipo se encuentra agusto. Yo personalmente me encuentro muy cómodo ahora, bien física y mentalmente. Uno debe de asumir cuando comete errores y no tener miedo a decirlo. En ese momento contra el Málaga dije lo que tenía que decir, soy un tío que cuando lo hago bien lo digo pero cuando cometo fallos también lo comento. Son cosas que pasan en el fútbol, aquel partido no tuve mi día pero de los errores se aprende y no queda otra que levantar la cabeza.

Los elogios, como todos aquellos por marcar desde mediocampo dos veces a Betis y Athletic, se reciben con gusto... pero ¿y las críticas?

Suele venir bien que te elogien pero también hay que ser conscientes de que cuando lo hagas mal te van a caer palos. Es una cosa normal y hay que saber llevarlo. Hay muchos jugadores que después de las críticas no suelen ser capaces de levantarse y por eso digo que mucho está en la cabeza, hay que tener los pies en el suelo y saber de dónde vienes.

Aquí poco a poco se va pareciendo al Iñigo de la Real. ¿Se siente más cómodo ahora?

Cuando vienes más de una vez te sueltas más. Tienes que aprovechar tus oportunidades, hacer de la mejor manera posible las cosas y aprender de los demás, que son los mejores y llevan muchos años. Lo importante aquí es aprovechar las oportunidades que te de el mister. A partir tener la suerte de poder venir más de una vez o ir a tu equipo para intentar volver.

¿Qué piensa cuando escucha que hay déficit de centrales?

Ya dije en su día que hay muchos centrales que pueden venir. Todos sabemos que el nivel que tienen Gerard y Sergio es tremendo, llevan muchos años jugando. Ahora estamos tres por detrás (de Ramos y Piqué) nosotros que venimos de la sub 21 juntos (Nacho y Bartra son los otros dos) que podemos hacer bien las cosas, nos queda entrar poco a poco, ir sumando minutos para llegar al nivel que están ellos.

¿Jugar en Wembley es especial?

A un jugador le apetece jugar todos los partidos y es verdad que Wembley es interesante para todo jugador. Espero que me toque jugar y disfrutaré a tope, porque he venido a eso: a disfrutar y aprovechar los momentos.

¿Nos hemos acostumbrado demasiado a ganar?

Es cierto que tenemos esa presión de que somos un gran equipo, que hemos dado unos años impresionantes, que se han conseguido cosas muchos no pueden llegar a conseguir. Hay esa pequeña presión de que debemos ganar. Nosotros nos centramos en hacer las cosas bien, si se puede ganar se hará. Teniendo nuestra idea bien clara, teniendo la posesión de balón y generar ocasiones. La plantilla que hay hoy en día en la selección, muy pocas selecciones las tienen pero tendremos que hacer las cosas muy bien para poder ganar tanto a Macedonia como a cualquier otro equipo. Nadie sale a perder, nadie se arruga y a los rivales jugar contra España les da un plus.

¿Ese golpeo en largo es innato o lo trabaja mucho en los entrenamientos?

Un poco de todo. Debes tener algo y luego practicar también. Las cosas no salen solas, hay mucho trabajo por detrás. Hay que ir currando para poder mejorar en esas facetas.

Temas