Hoy

FÚTBOL | SELECCIÓN ESPAÑOLA

Una concentración con el «compromiso» en la boca

Sergio Ramos y Morata en un entrenamiento
Sergio Ramos y Morata en un entrenamiento / Reuters
  • Sergio Ramos matiza sus declaraciones tras acusar veladamente a Cesc y Costa de borrarse de la selección

  • «Si los servicios médicos dicen que no están aptos, es que no lo están y no podemos hacer otra cosa», recuerda Koke

Tras más de tres días de concentración en la Ciudad del Fútbol, poco se habla de este deporte en Las Rozas. La palabra que está en boca de todos es «compromiso», ese del que habló Sergio Ramos, uno de los capitanes del combinado nacional, el miércoles en Radio Marca, cuando dejó caer que «Diego Costa y Cesc deberían haber dado alguna explicación pública ya que pueden crear alguna duda, no sólo en algún compañero, sino de cara a la afición». «Si hubiese sido yo (el acusado de borrarse) no lo hubiese permitido. Hubiese salido a hablar para explicar si no vengo por esto o por lo otro. Qué menos que dejarlo claro, para que nadie especule y saque cosas que no son reales», comentó Ramos. El defensa del Real Madrid fue más allá antes de entrar a valorar los problemas físicos de Diego Costa: «Se puede decir pubis. Otra cosa es que lo tengas o no. De lo que decimos a lo que tenemos hay un mundo. Obviamente, desde tu club puedes mandar una información u otra y creértela o no. Me gustaría que los jugadores tengan un compromiso con la selección igual que con su club. Creo que hay que transmitir ese compromiso a todos los jugadores que vengan nuevos. Es al fin y al cabo lo que marca la diferencia».

Varios de sus compañeros fueron preguntados por el asunto y, usando el parte médico, que no ha detectado rotura, como argumento para la defensa. Jorge Resurrección, Koke, centrocampista del Atlético, quiso defender a Cesc y Diego Costa pero sin llevar la contraria a Ramos. «Como ha dicho Sergio, cada futbolista tiene que tener el mismo compromiso. Si los servicios médicos dicen que no están aptos, es que no lo están y no podemos hacer otra cosa», explicó. «Todos queremos venir a la selección, a gusto. No falta compromiso. No entendemos de lesiones ni nada. Como no entiendo no te puedo decir», dijo el jugador madrileño.

Por su parte, Pedro, fiel a su costumbre, no quiso entrar en polémicas por esas ausencias de Costa y Cesc. «Ellos han venido y no han pasado las pruebas con el servicio médico y han venido otros jugadores. Es una pena que no estén porque son jugadores importantes, pero todo el mundo quiere venir a la selección. Es un gran grupo pero es un tema en el que no entramos. Para eso están los médicos y el míster también». Su compañero Sergio Busquets recalcó su compromiso, reiterando pese a estar con molestias, como en esta ocasión: «Yo no me he borrado nunca de la selección. Estoy orgulloso de estar aquí. Tengo molestias pero espero estar bien para el sábado. Quería estar aquí como fuera. Si pueden venir Diego Costa y Cesc mejor, pero son los médicos los que deciden si pueden venir o no». Juan Bernat, uno de los recién llegados, fue aún más escueto:_«Si no están aptos, no pueden jugar. Es una decisión de los médicos».

Seguimiento de los médicos

A ellos, los doctores Celada y Cota, se les ha puesto en una situación complicada desde el momento en el que Del Bosque decidió, «con los médicos del Chelsea», que Diego Cosa tuviera «un descanso por sus molestias en el pubis. Eso independientemente de que el jugador pueda estar luego con su equipo». Los galenos de ‘La Roja’ estaban haciendo un seguimiento a Diego Costa, pero no sabían nada sobre las molestias de Cesc Fàbregas, que había completado sin problemas el duelo del jueves en Champions ante el Maribor y jugó el partido completo ante el Liverpool, dejando el césped sin, aparentemente, ningún tipo de problema físico.

Las declaraciones de Mourinho avisando que Cesc había participado lesionado, forzando su integridad física, llamaron mucho la atención en la Federación (FEF). Tanto que no se convocó a nadie a la espera de que pasara unas pruebas médicas en Madrid con los doctores de la selección. «Tenía un proceso inflamatorio. El músculo estaba mejor pero el jugador sentía molestias. Era obligatorio hacerle venir. Tenemos confianza en Fàbregas, que tiene un currículum extraordinario. Ha comido con nosotros y hemos hablado. Los médicos de la selección pensaron que fuera sometido a una resonancia magnética. Cesc se quedaría perfectamente con nosotros pero no hemos querido asumir riesgos». Por contra, desde el primer momento, su entrenador, José Mourinho, el servicio médico del Chelsea, con el catalán Paco Biosca a la cabeza, y sus compañeros, descartaban que pudiese jugar con España aunque el entorno de Cesc dice que si se disputase un partido importante jugaría. Por ello, a partir de ahora, la FEF tiene previsto exigir un parte médico a los internacionales antes de darles de baja de las convocatorias.

Ramos matiza

Viendo el lío generado, Ramos matizó este jueves sus polémicas palabras en TVE, buscando apagar el fuego menos de 24 horas después: «No quise decir que ellos no tuvieran compromiso. Si los médicos y entrenadores llegan a un acuerdo, nosotros, los jugadores, no tenemos nada que decir. Mi responsabilidad fue en su momento que la integración de Costa fuera lo mejor y más rápido posible a la selección y tenemos muy buena relación».

La crítica de Ramos también se dirige hacia la actitud paternalista de Vicente del Bosque, que siempre destaca la «buena convivencia en el vestuario» como uno de los principales motivos que llevaron al equipo al éxito en los últimos años. «Hay que marcar unas normas y cumplirlas», afirmó Ramos, pidiendo a los jugadores que tengan «el mismo compromiso con la selección como tienen con su club». «Hay que transmitir ese compromiso a los nuevos. Es la clave para conseguir el éxito. Tener compromiso te pague tu club o la selección. Cada uno conoce su cuerpo mejor que nadie, cada uno es un mundo y hay que entender a todos. Por eso lo debe valorar el técnico a la hora de elegir a uno u otro», declaró el sevillano el miércoles.