Hoy

FÚTBOL | EUROCOPA 2016

Entradas agotadas y expectación por 'La Roja' en la tranquila Zilina

Los jugadores de la selección española.
Los jugadores de la selección española. / Efe
  • Están agotadas desde hace meses las 10.831 localidades para ver a España, aclamada en el entrenamiento previo

  • «El césped está bien, no es tan estrecho. No debemos afligirnos porque sea un campo pequeño», advierte Del Bosque

«No hay problema en jugar en un estadio más pequeño, grande, pequeño, con más o menos gente. Lo que nos hace felices es jugar al fútbol», aclara Andrés Iniesta. España juega ante Eslovaquia su segundo examen en la fase de clasificación para la Eurocopa de 2016 en Zilina, porque no puede hacerlo en Bratislava, donde la selección local se midió en las anteriores ocasiones a 'La Roja' sin conseguir derrotarla. El estadio del Slovan fue derribado hace unos meses y la federación eslovaca eligió la quinta ciudad del país, que cuenta con uno de los tres estadios que utiliza actualmente la selección, además del de Trnava. Es una tranquila localidad de 85.000 habitantes ubicada al noroeste cerca de la frontera con República y Polonia, con un estadio pequeño con capacidad para 10.831 espectadores.

Había cierta preocupación por el campo, que ya ha acogido duelos clasificatorios para la anterior Eurocopa así como una fase final de un Europeo sub-17, pero quedó disipada al poner un pie sobre el césped. «El césped está bien, no es tan estrecho como parece. No debemos afligirnos porque sea un campo pequeño», explicó Vicente del Bosque el miércoles. En el Pod Dubnom, lugar donde juega el MSK Zilina y que fue reformado en 2002, se jugó recientemente un amistoso ante Malta, resuelto con un gol de Weiss. Entonces hubo media entrada, pero este jueves, habrá lleno ya que las entradas se agotaron en apenas 90 minutos... hace cinco meses meses, cuando salieron a la venta.

Hay expectación en Zilina, una ciudad muy tranquila, por ver a los vigentes campeones europeos, algo que se comprobó en el entrenamiento. Los internacionales fueron coreados y cientos de personas esperaron junto al autobús por unos autógrafos de sus ídolos (Casillas, el único superviviente del último enfrentamiento, fue de los más aclamados) que se miden a la selección 45 del ránking FIFA, pero que ya tumbó a Ucrania en la primera jornada.

Jan Kozak, el seleccionador eslovaco, sabe que para ganar a España tendrá que marcar y cree que «lo ideal sería hacer dos, pero parece imposible». Tiene la baja de Breznanik, pero podrá contar con su estrella, Marek Hamsik, que pese a encontrarse febril todo apunta que jugará. «Soy optimista, está mejor, ha entrenado, pero será él quien decida si juega o no», explicó el técnico.

La estrella del Nápoles comparte liderazgo con Martin Skrtel, central del Liverpool; Weiss, ex del Espanyol, Manchester City y Olympiacos que ahora juega en Catar a las órdenes de Laudrup; Kucka, centrocampista del Génova; Nemeth, delantero del Unión Berlín; y Miroslav Stoch, el niño prodigio ahora en el Paok de Salónica.