PRIMERA FEMENINA

Reválida en Zaragoza

Mireya, pensativa durante el partido ante el Espanyol. :: Pakopí/
Mireya, pensativa durante el partido ante el Espanyol. :: Pakopí

El Santa Teresa visita al colista metido en puestos de descenso y en cuadro

ALBERTO GARCÍA BADAJOZ.

El Santa Teresa se despertó el lunes en descenso. Una victoria en 11 jornadas no daban mucho más margen y el colchón lo terminó de desinflar el Levante con tres goles en El Vivero. Tres goles que convirtieron al Santa Teresa en el equipo que más goles ha recibido esta temporada, 31. Hace tiempo que era el equipo menos goleador, solo ha marcado siete.

Unos números poco esperanzadores, o sí. Contra el discurso de los números, Juan Carlos Antúnez esgrime el de la esperanza. «Yo estoy tranquilo. La única diferencia de esta temporada y las dos primeras es la ilusión. Entonces, mantenerse era un reto, ahora parece que es una obligación, pero lo cierto es que este año vamos a pasar apuros. Confío en que nos salvaremos, pero no será a falta de ocho jornadas como la temporada pasada», explica el técnico pacense. «Todo lo que puede salir mal, está saliendo mal: lesiones, decisiones arbitrales, mala suerte cara a portería.... y eso también tiene que cambiar algún día».

Evidentemente Antúnez es consciente del puesto que ocupa su equipo, penúltimo con seis puntos, pero el prefiere que darse con las buenas sensaciones. «Hemos sido mejores a equipos con los que hemos empatado o perdido. Evidentemente, con eso tres o cuatro puntos más que podríamos tener estaríamos más tranquilos, pero en una liga tan igualada en pocas jornadas puedes subir varios puestos».

Lo de la tranquilidad sí preocupa a Antúnez. «Si hay ansiedad por sumar, por ganar, lo normal es que no se juegue bien, y nosotros necesitamos jugar bien para ganar nuestros partidos. Y en eso estamos trabajando, en evitar la ansiedad». Antúnez quiere convencer a sus jugadoras, y de rebote a su afición, de que a los partidos que vienen se les pueden sacar puntos. «Lo hemos hecho siempre. Nunca hemos perdido en Zaragoza; y Albacete y Huelva, en casa, tampoco nos han ganado». Esos son los argumentos de Antúnez. «Pero tenemos que afrontar el final de la primera vuelta desde la tranquilidad, no desde la ansiedad».

Sin ataque

Pero para sumar hay que marcar, y esa asignatura sigue suspensa. «Al Zaragoza siempre le hemos ganado por velocidad, ganado la espalda a su defensa, buscando espacios con nuestra velocidad, pero ahora nos faltan Sofía, Raquel, Mariana, Carla, cuatro de nuestras delanteras, y tendremos que buscar otra manera de imponer nuestro juego. Juego en el que volverán a tener un papel importante las jugadoras del filial, hasta tres han viajado con el primer equipo hasta Zaragoza: Paula, que ya es una más, Raquel Ayuso, y Carmen, una jovencísima central que vive esta semana su primera convocatoria en Primera.

«Y no hay mucho más». Sin Fichajes en el horizonte, Antúnez lo tiene fácil para construir su once, que será, por obligación, muy similar al de los últimos partidos. Un once que tiene en Zaragoza que pasar el primero de muchos exámenes de aquí al final de temporada. Si los aprueba, seguirá en Primera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos