Mundial 2018

Rusia 2018

32 estrellas y solo un cielo en Rusia

32 estrellas y solo un cielo en Rusia

Faltan dos días para que el planeta se pare y el balón eche a rodar; el Mundial busca a su nuevo rey y todos sueñan con el trono

ROBERT BASICBilbao

El mundo se va deteniendo poco a poco y sus latidos se aceleran en Rusia. Durante un mes y unas horas, el planeta dejará de girar alrededor del sol y se alojará en un país inmenso que ahora cabe en un balón de fútbol. Echará a rodar dentro de tres días y no parará hasta el 15 de julio, cuando una estrella se encenderá en el cielo de Moscú. Son 32 las que quieren brillar allí arriba pero irán apagándose por el camino, que conduce a la gloria y la eternidad. Es justo allí donde aspiran a colocarse todas y volverse inmortales, condición reservada exclusivamente al ganador, al elegido. Será un viaje apasionante en el que tomarán parte los mejores equipos y jugadores del mundo, en el que habrá sonrisas y lágrimas, estrenos y despedidas, héroes y villanos, caídos y supervivientes. Empezarán 736 hombres y solo 23 –gente que compone una plantilla oficial– quedarán en pie.

Ganar una Copa del Mundo es una experiencia inigualable con precinto de exclusividad. Tanto es así que solo ocho países lo han logrado a lo largo de la historia –Brasil (5), Alemania (4), Italia (4), Uruguay (2), Argentina (2), España (1), Francia (1) e Inglaterra (1)– y ahora en Rusia unos buscarán unirse a este selecto club y otros tratarán de tatuarse otra estrella en el pecho. Apoyados en el colectivo o en las individualidades, las 32 selecciones sueñan con los ojos abiertos y quieren regalar un momento único a sus respectivos países, que reirán y llorarán a distancia y vivirán instalados en la dulce incertidumbre. Todo comenzará el jueves con el Rusia-Arabia Saudí y acabará con quién sabe qué protagonistas.

Será el último Mundial de Cristiano Ronaldo y tal vez de Leo Messi, los dos mejores jugadores del planeta. Son reyes que tarde o temprano serán derrocados y ahí está Neymar reclamando su trono, fresco como una lechuga después de recuperarse de una lesión en el pie con toda la tranquilidad del mundo. El brasileño será una de las grandes atracciones del torneo, junto a los dos intocables, que buscan engordar su palmarés con un título para la historia. Pero no solo estarán ellos, la santa trinidad, sino que también reclamarán la luz de los focos Luis Suárez, Salah, Griezmann, Modric, Eriksen, Hazard, Harry Kane, Silva, Iniesta –el faro que quiere iluminar la tierra prometida una vez más antes de apagarse–, Kroos, Lewandowski... Son solo algunas de las perlas que adornarán el collar ruso, del que cuelgan ilusiones de millones de personas.

Las quinielas están que echan humo y los favoritos están perfilados. Brasil parte en la 'pole' porque cuenta con un bloque muy equilibrado y produce goles en cantidades industriales. Es verdad que su centro del campo no es la creación personificada con Casemiro y Paulinho, pero está en condiciones de modificarlo si el partido y el torneo lo reclaman. Además, la 'canarinha' sabe que si no encaja –y tiene una defensa sólida– arriba hará daño y eso le convierte en letal. Justo después aparece Alemania, la vigente campeona, que destrozó precisamente el sueño de los muchachos de la bandera de 'Ordem e Progresso' y les humilló hace cuatro años en su casa de Belo Horizonte con aquel histórico 1-7. La 'Mannschaft' aspira a repetir en el trono –no lo consigue nadie desde 1962, cuando Brasil revalidó el título logrado en Suecia– y cuenta para ello con un auténtico equipazo. Esta terna de aspirantes a la gloria la completan España, la Argentina de Messi y Francia, aunque siempre hay que dejar una puerta abierta a las posibles sorpresas.

Aspirantes y ausencias

Nadie sabe quién podría pegar un puñetazo encima de la mesa y discutir la victoria a los favoritos, pero todo el mundo mira de reojo a un semillero de talentos y calidad que es Bélgica. Los muchachos dirigidos por Roberto Martínez son capaces de poner en apuros a cualquiera, con figuras como Courtois, Hazard, De Bruyne, Witsel, Carrasco, Batshuayi, Lukaku... También es interesante la Croacia de Modric, Rakitic y Mandzukic, y la Uruguay de Godín, Giménez, Luis Suárez y Edinson Cavani, entre otros. Luego está Portugal con un Cristiano hambriento de gloria como el primer día que se puso las botas, las siempre incómodas México y Colombia, la eterna aspirante a todo Inglaterra...

El Mundial está distribuido en 11 ciudades y 12 estadios que acogerán a los mejores del planeta. O casi. Habrá ausencias sonadas como las de Italia y Holanda, o las de futbolistas de la talla de Ibrahimovic, Alves, Sané –nadie daba crédito al verle fuera del 23 alemán–, Lacazette, Buffon, Cesc, Bale, Alexis Sánchez, Vidal, Aubameyang. Deberán conformarse con ver los partidos por la televisión, que enviará la señal a todos los rincones del planeta. El que no se perderá la cita será Rafa Márquez, quien sumará su quinta participación en una Copa del Mundo; 186 futbolistas repetirán tras haber estado en Brasil; Panamá e Islandia debutarán en el torneo; y Thomas Müller querrá seguir siendo el hombre con más goles en los Mundiales (10) de todos los que competirán en Rusia y engordar su cuenta.

Solo faltan dos días. Un puñado de horas. Nada. Todos sueñan e imaginan, se ven con la estrella en el pecho. Es la magia del fútbol.

Es el hombre encargado de dar equilibrio y sentido al juego de la vigente campeona. Toni Kroos

El luso busca ampliar su leyenda con un Mundial memorable para Portugal. El luso busca ampliar su leyenda con un Mundial memorable para Portugal.

El mejor jugador del mundo persigue el título que le convertiría en inmortal. Leo Messi

Héroe en Sudáfrica, el '6' quiere despedirse con España en lo más alto. Andrés Iniesta

El genial jugador francés sueña con llevar a su selección a la final de Moscú. Antoine Griezmann

El brasileño quiere subir al techo del mundo y acabar con 16 años de sequía de Brasil. Neymar

El delantero pondrá al servicio de Polonia su mejor arma, el gol. Robert Lewandowski

Magia al servicio de una Bélgica sobrada de calidad y que no renuncia a nada. Eden Hazard

Su voracidad y hambre de gol serán el principal argumento de Uruguay. Luis Suárez

Ya recuperado de su choque con Ramos, el egipcio derrochará talento y magia. Mohamed Salah

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos