La UPP vence no sin sufrimiento

Los de Pastelero amortizan el tanto de Iván Henares ante un Diocesano con empuje que mereció más

J. CEPEDA CÁCERES.

La Unión Polideportiva Plasencia salió ayer airosa, no sin sufrimiento, de su visita al feudo del Diocesano, al que logró derrotar con un solitario tanto de Iván Henares en el minuto 32 de partido. Los de Pastelero, que acabaron con un jugador menos tras ver el capitán Luismi la segunda cartulina amarilla a falta de media hora para el final, supieron sufrir ante un equipo colegial que gozó de claras oportunidades, hasta el punto de estrellar el balón en el palo hasta en tres lances del juego.

0 DIOCESANO UP PLASENCIA

1

Diocesano
Kapea; Leo, Isaac (Saldaño, min. 65), Colo (Manu, min. 74), Juanlu, Deme, Jaime, José Antonio, Abuelo (Enrique, min. 77), Turra e Ismael.
Plasencia
Sergio Moya, Pascu, Álex Jiménez, Gilarte (Aarón, min. 80), Cifuentes (Manu, min. 89), Henares (Casero, min. 76), Luismi, Durantez, Karim, Beli y Edet.
Gol
0-1: Iván Henares, min.32.
Árbitro
Holcer Levato. Amonestó a los locales José Antonio e Ismael, y a los visitantes Durantez y Gilarte. Expulsó a Luismi, del Plasencia, por doble cartulina en el 61.
Incidencias
350 espectadores en el los campos Manuel Sánchez Delgado.

En un nuevo partido marcado por las fuertes rachas de viento, el factor meteorológico no fue un mero convidado de piedra, sino un actor más con el que ambos conjuntos tuvieron que lidiar. Pese a jugar este condicionante a su favor en la primera mitad, el Plasencia no logró hacerse con el control del juego gracias a un Diocesano contestatario. Tras una salvadora mano de Kapea, los locales pudieron adelantarse con una doble oportunidad a cargo de Abuelo e Ismael, pero los aficionados locales vieron esta vez sus ilusiones truncadas en el palo. Coincidiendo con los mejores minutos de los rojillos, el Plasencia abrió su armero para amortizar su munición. Todo gracias a un pase medido de Karim Abubakar desde el perfil derecho para que Iván Henares no tuviese piedad de Kapea. Era el minuto 32. El tanto visitante dejó algo tocados a los locales, que vieron cómo el Plasencia pudo aumentar su renta antes del descanso por mediación de Cifuentes y Luismi, con un gran Kapea en última instancia.

Ya en la segunda mitad el Diocesano se hizo amo del juego, sobre todo tras la expulsión del placentino Luismi a falta de media hora para el final del partido. Con más corazón que cabeza en algunos de sus acercamientos, el Diocesano logró poner en aprietos a Sergio Moya con un nuevo lanzamiento al palo, esta vez a cargo de Jaime, y también con un cabezazo de Juanlu ya en el ocaso del encuentro. Con el meta local subiendo al área contraria para intentar rematar los últimos cartuchos de los de Miguel Ángel Ávila, el Plasencia supo contener el ímpetu del cuadro colegial, aunque no sin sufrimiento.

Tras una buena tarde de fútbol brindada por ambas escuadras, la nota negativa tuvo lugar justo tras el pitido final cuando, fruto del nerviosismo y de la intensidad desprendida, se produjeron algunos forcejeos entre los integrantes de ambos equipos. Lances que, afortunadamente, no pasaron a mayores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos