TERCERA

Transparencia para el club de la incertidumbre

El banquillo del Cacereño, desesperado el domingo. :: jorge rey/
El banquillo del Cacereño, desesperado el domingo. :: jorge rey

Luis Puebla manda un mensaje tranquilizador de cara a la nueva temporada del Cacereño

REDACCIÓN

Se acabó. Se terminó el sueño por segundo año consecutivo antes de tiempo. Gargantas rotas, lágrimas de impotencia y caras con el vivo reflejo de la decepción más absoluta. Ese fue el sentir general de una afición que abandonó el Príncipe Felipe dolida, incrédula a pesar de que su final estaba visto para sentencia. «Se puede perder, pero no de esta manera», fue la frase más repetida entre los fieles verdes. Caer derrotado siempre duele, pero puede que eso fuera lo de menos. El haber marcado tan solo un gol en casi 400 minutos de fase de ascenso, el no saber reaccionar tras el primer gol encajado y el tirar la toalla prácticamente nada más reanudarse el descanso, fueron los detonantes de una de las tardes más decepcionantes de la historia reciente del Cacereño.

Así lo reconoce Luis Puebla, director general del club: «Fallaron muchas cosas. Toca aprender de los errores y empezar a planificar la temporada que viene». El dirigente, aunque admite que para él también fue un «día duro», quiere pasar página y ya centra toda su atención en la preparación de la próxima campaña. Confiesa que ya tiene claro quién será el elegido para dirigir la nave, pero no da nombres: «la semana que viene esperamos presentar al cuadro técnico».

Otro de los temas que siempre preocupa a los seguidores cacereños cuando concluye la temporada es el futuro. Y es que cada año que pasa, la losa de Tercera pesa más y más. Y los aficionados verdes saben que permanecer en la categoría sólo es sinónimo de incertidumbre. Y de miedo. «¿Y ahora qué?», repiten también los cacereños ya en frío. «Ahora no queda otra que olvidar lo que pasó el domingo y los problemas extradeportivos de años anteriores», asegura Puebla. Asimismo, quiere mandar un mensaje de tranquilidad a la afición en cuanto a la presidencia se refiere. Ante las dudas si es Antonio Doblas o Álvaro López quien está al mando del Cacereño, Puebla afirma que seguirá como cabeza visible y que en las próximas semanas anunciará quién estará trabajando codo con codo con él y quién no, sin andar con titubeos.

Por el momento, el único evento confirmado en la planificación de la próxima temporada es el que tendrá lugar mañana a las 20.00 horas en el salón de actos de la Caja Almendralejo, antiguo chalet de los Málaga. En él, Puebla se reunirá con padres y madres de los niños de la cantera para comunicarles cuáles serán los planes para el fútbol base la próxima campaña. Un año que estará marcado por la celebración del centenario y que llevará consigo numerosos actos conmemorativos.

Para concluir, el director general del Cacereño se muestra esperanzado y garantiza que este verano será distinto. Según manifiesta, se creará un proyecto basado en la «transparencia». Un factor necesario en una entidad que arrastra más sombras que luces desde años atrás y que debe levantar cabeza si quiere celebrar los cien años de vida con la calma de la que escasea. Además, supondrá un aliciente para una afición cada vez más reacia a creer en la estabilidad institucional de su club, pero que no abandonará el barco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos