Scatolaro saca el bastón de mano

Ayer, primer entrenamiento del año del Cacereño en Sierra de Fuentes. :: HOY/
Ayer, primer entrenamiento del año del Cacereño en Sierra de Fuentes. :: HOY

El míster argentino del Cacereño se erige, en detrimento de Mas Davó, como voz preponderante en la primera sesión de trabajo del año

J. CEPEDA CÁCERES.

La era de Luis Américo Scatolaro ya es una realidad en el Cacereño. El técnico argentino, que figurará oficialmente como segundo espada de Mas Davó por no reunir los requisitos legales exigidos para ser primero de a bordo, dirigió ayer su primer entrenamiento tras las vacaciones navideñas en un grupo de trabajo que no presentó novedades en lo que a integrantes se refiere, al margen del nuevo cuerpo técnico. El papel preponderante de Scatolaro quedó evidenciado a las primeras de cambio, llevando el míster argentino la voz cantante durante la sesión en detrimento del entrenador alicantino, relegado a labores auxiliares.

Tras los primeros ejercicios del año, que se extendieron alrededor de dos horas en el campo de San Isidro en Sierra de Fuentes, Scatolaro destacó la «buena actitud» de un grupo al que tendrá que ir cogiendo el pulso a lo largo de los próximos días. La mejor noticia la protagonizó el delantero Kevin, quien completó el entrenamiento al ritmo de sus compañeros, por lo que ya puede hablarse de cuenta atrás para su reaparición sobre el verde, que podría darse durante este mes de enero.

Por otra parte, el vicepresidente deportivo, Raúl Arias, auguró que esta semana, o como mucho la siguiente, el equipo verdiblanco ya contará con un nuevo cancerbero que haga la preceptiva competencia a David Jiménez. Un Jiménez que en todo momento estuvo acompañado ayer por el entrenador de porteros, Dani Castro. El formador avilesino será a partir de ahora la sombra que acompañe a los porteros del Cacereño. Quien todavía tiene que llegar a Cáceres es el mexicano Raúl Castro, que será el preparador físico.

La de la adquisición de un nuevo guardameta es la prioridad para una plantilla a la que, previsiblemente, llegarán al menos un par de refuerzos más, según se explica desde los órganos de gestión del club.

Quizás la nota discordante en esta primera sesión de 2018 la protagonizó José Luis Tamargo, quien el día de la compraventa fue presentado como director deportivo y cuyo cese se anunció la pasada semana. Fiel a lo expuesto entonces en las páginas de este diario, Tamargo, que dice no haber recibido todavía ninguna notificación sobre su despido, se presentó ayer en el entrenamiento para no incumplir su contrato con el Cacereño. Lo hizo a pie de campo, pero en un lugar alejado del que se encontraban Luis Puebla y Raúl Arias, quienes también presenciaron esta primera sesión de puesta a punto. Por el bien de la entidad, está por ver cómo ambas partes consiguen limar sus diferencias con el fin de acabar con una bicefalia insana que en nada beneficia al equipo.

Amistoso el jueves

Antes de su jugar su partido de liga frente al Montijo este domingo en el Príncipe Felipe (12.00 horas), el Cacereño prevé disputar mañana jueves un encuentro amistoso en alguna localidad cercana a la capital, posiblemente Malpartida de Cáceres, con el objetivo de que el nuevo cuerpo técnico pueda atar cabos antes del estreno en competición.

En otro orden de cosas, el club pretende comenzar a mejorar su imagen institucional con la profesionalización de sus vías de comunicación, comenzando por una nueva página web, cuya puesta a punto se está ultimando. Algo que también afectará a las plataformas sociales, que dejarán de estar en manos de los aficionados colaboradores para ser gestionadas a partir de ahora por personas formadas al efecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos