El Plasencia pensó más en el Cacereño que en el Saguntino

Sergio Sánchez intenta controlar ante la defensa de Maldo. :: PALMA/
Sergio Sánchez intenta controlar ante la defensa de Maldo. :: PALMA

La UPP no exhibió la misma intensidad que en liga y permitió a los valencianos dejar la eliminatoria encarrilada

JUAN CARLOS RAMOS PLASENCIA.

Le ha de venir bien este partido al Plasencia. A pesar de la derrota, le debe servir para saber lo que tiene que hacer el domingo ante el Cacereño, el partido más importante en lo que va de temporada. De entrada, jugar con muchísima más intensidad que ante el Atlético Saguntino. Y de salida, tener ganas de vencer. Es decir, los mismos ingredientes que mostró en sus últimos partidos ligueros ante el Don Benito o el Diocesano.

0 UP PLASENCIA ATLÉTICO SAGUNTINO

2

UP Plasencia
Álex Hernández; Belli (Pascu, min. 46), Caco, Jonás Basso, Edet, Alberto Núñez, Aarón (Álex Jiménez, min. 46), Manu Moreira, Javi Casero, Sergio Sánchez (Karim, min. 76) y Luismi.
Atlético Saguntino:
Javier Ortega: Álex Felip, Rafa Gimeno, Marín, Escudero, Boix, Gilabert (Vicent Fluixa, m.78), Lois (Kata, min. 65), Maldo, David Fas y Nuha (Gallego, min. 67).
Goles
0-1: Rafa Gimeno, min. 10. 0-2: Escudero, min. 50.
Árbitro
Gargantilla Fernández. Mostró tarjetas amarillas a Sergio Sánchez y Luismi, de la UP Plasencia.
Incidencias
Partido de ida de cuartos de final de la Copa Federación disputado en el Estadio Municipal ante 300 espectadores.

El Atlético Saguntino, con poquita cosa, se llevó un partido de forma cómoda para dejar encarrilado su pase a las semifinales de la Copa Federación a la espera del enfrentamiento de vuelta el 21 de febrero. Incluso, tras el 0-2, tuvo cuarenta minutos para sestear pensando también en el trascendental encuentro del domingo ante el Lleida, donde ambos se juegan reengancharse a los playoffs a Segunda.

La verdad es que el equipo valenciano se encontró en el escenario perfecto muy pronto. En el minuto 10, tras un rechace a un balón parado, Rafa Gimeno enganchó un zurdazo en la frontal para mandar el balón a la cepa del poste y superar la estirada de Álex Hernández (0-1).

Ni antes ni después de ese tanto inicial hubo ocasiones de gol, al menos hasta el descanso. El Saguntino se limitó a juntar dos líneas de cuatro atrás y buscar en el juego directo las incursiones del gambiano, bien zafado por Jonás Basso y Edet. En el área contraria, los espectadores solo se levantaron de sus asientos cuando Sergio Sánchez cayó dentro del área en dos acciones casi seguidas. Fue del minuto 35 al 37. Hubo protestas, pero no demasiado insistentes.

La segunda mitad siguió el patrón exacto de la primera parte. El Atlético Saguntino demostró su enorme potencia en acciones a balón parado y casi puso finiquito a la eliminatoria con el 0-2. Fue tras un saque de esquina botado por Rafa Gimeno y su espectacular pierna izquierda. El central David Escudero se adelantó a todos y cabeceó en el primer palo el balón a la red.

Era el minuto 50 y a partir de ahí sí que los equipos pensaron en otras cosas. El Plasencia en el Cacereño y el Atlético Saguntino en el Lleida.

De nada sirvieron los cambios que buscaban revertir la situación. Se puede decir que un entrenamiento ordinario hubiera servido de mayor provecho.

El Saguntino, a lo suyo, no arriesgaba en absoluto y tampoco se volvía loco en ataque. Si tenía que llegar, que fuera con el esférico detenido. Y así fue. David Fas teledirigió un nuevo saque de esquina a la diestra de Marín y el central estrelló el balón al larguero. Tres ocasiones y dos goles no están nada mal.

El domingo será una historia diferente, eso es lo que pensaron los aficionados que se congelaron en el Municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos