La permanencia se aleja para el Arroyo

JESÚS F. GONZÁLEZ

arroyo de la luz. La expulsión en la segunda mitad de Fran Braganza restó impulso a un conjunto arroyano que con esta derrota frente al Calamonte (0-1) sigue a seis puntos de la salvación. El Arroyo ha adolecido durante todo el curso de una más que notable falta de puntería, bien es cierto que, si solo llegas un par de veces, es más complicado acertar.

0 ARROYO

1

Arroyo
Juan Carlos, Álex Melli, Dani, Ángel, Bachi, Juanqui, Asier, Barrientos, Fran Braganza, Javi Durán (Andrada, min.61) y Víctor Guerra (Benja, min.57).
Calamonte:
Manu Cantero, Mario Hormigo, Manolo Parra, Juan Felipe, Mario Cano, Écija, Jesús (Carlinos, min.58), Bernabé (Enrique Galán, min.93), Leandro, Alberto Plá y Carrasco.
Gol:
0-1, min.37: Écija.
Árbitro
Miranda Bolaños. Amonestó con tarjetas amarillas a los locales Álex Melli, Juanqui y a los visitantes Leandro. Expulsó en el minuto 58 por doble amonestación a Fran Braganza.
Incidencias:
Municipal de Arroyo. 300 espectadores.

En el minuto 15 llegó la mejor ocasión para los locales. Iniciaba la jugada Juan Carlos desde el área pequeña en una acción temeraria regateando a un delantero local. Acto seguido Dani metía un balón largo que corría Fran y cuya combinación con Javi Durán acabaría dejando solo a Víctor Guerra que ante Manu Cantero mandaría el balón alto.

Esa ocasión supuso la reacción del Calamonte que a partir de ese momento comenzó a tomar protagonismo con el balón. En el 37 haría el único tanto del partido, obra de José Écija, organizador sublime y, en esta ocasión, haciendo de gran llegador culminando un balón profundo, tocando el balón levemente con su pierna zurda haciendo imposible la salida de Juan Carlos.

El partido se le puso aún más de cara a los visitantes en el segundo acto merced a la expulsión por doble amonestación de Braganza: muy rigurosa y protestada.

Hay que quitarse el sombrero ante la actitud del Arroyo en la segunda mitad y tras la expulsión. Con Ángel arriba, Dani multiplicándose en defensa, y un empeño grupal en agarrarse al partido, el equipo de Javi Moreno pudo merecer el empate. Lo tuvo en 90 en un cabezazo de Ángel que atrapó espléndido un Manu que, a sus 44 años, hizo gala de un estado de forma envidiable. Pudo no obstante ampliar ventaja el Calamonte en cualquier de los contragolpes tras la expulsión con Bernabé, pero el marcador no se movió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos