El Jerez no carbura y cede nuevos puntos en su casa

OPTA JEREZ DE LOS CABALLEROS.

El Jerez suma su cuarta jornada consecutiva sin ganar al ceder un empate ante el Calamonte en su casa, que le aleja de sus aspiraciones de estar entre los cuatro primeros. El cuadro verdinegro tenía muchísimas bajas por lesión y lo notó sobre el terreno de juego, además de pagar una primera parte donde el 1-0 conseguido al descanso se antojó corto a tenor de la gran cantidad de ocasiones desperdiciadas por los verdinegros.

1 JEREZ

1 CALAMONTE

Jerez CF
Álex; Pedro Oliva, Pablo Gordillo, Barrero, Javi Vila; Aton, Juanito de la Cruz, Jorge Zafra (Juanma, min. 66), Juanan Vélez (Joserra, min. 66); Chema y Ramiro.
Calamonte
Juanfran; Villegas (Juanjo, min. 56), Piti, Parra, Ñoño, Mario Hormigo, Juanfe, Mario Cano, Enrique (Ruano, min. 75), Bernabé y Carrasco.
Goles
1-0: Juanan Vélez, min. 33. 1-1: Carrasco, min. 58.
Árbitro
Galayo Castro. Amonestó a los locales Juanito de la Cruz, Pablo Bordillo, Javi Vila, Barrero y Aton, y al visitante Villegas.
Incidencias
Ciudad Deportiva Manuel Calzado. 350 espectadores. El trío arbitral saltó al terreno de juego con una camiseta en apoyo al compañero David Menacho lesionado de gravedad.

A partir del minuto 13 empezó el agobio. Abrió la veda Juanito de la Cruz con un remate alto. A continuación, Javi Vila probaba a Juanfran. Sin tiempo para el respiro, Ramiro tocaba dentro del área un balón rematado por Jorge Zafra desde la frontal del área. Tras los minutos de asfixia, un pequeño respiro. Y al cuarto de hora del final los templarios volvieron a la carga. Un gol anulado a los locales sirvió para airar a la afición y de preludio del primer gol. Juanito de la Cruz se marchaba por la izquierda y su centro al área era empalado por Juanan Vélez para marcar el 1-0.

A pesar del tanto, el enfado del respetable se hizo más ostensible cuando, en el 35, un entradón de Villegas a Juanito de la Cruz se quedó tan solo en amarilla. En medio del ambiente enrarecido y antes del descanso, el Calamonte gozó de su única ocasión en un remate de Enrique.

Fue el aviso de una segunda parte completamente distinta. Los rabúos llevaron la iniciativa desde la reanudación. Un remate de Juanfe fuera, un balón sobre el área verdinegra al que no llegó Carrasco y un disparo de Juanjo que paraba Álex advertían que el decorado había cambiado. Y más cuando, en el 58, una pérdida en el centro del campo del Jerez originó una contra del Calamonte que finiquitó Carrasco para colocar las tablas.

Fotos

Vídeos