TERCERA

Inmóvil, pero no encallado

Aspecto de Tribuna en el último partido del Cacereño ante el Beasain. :: A. Méndez
Aspecto de Tribuna en el último partido del Cacereño ante el Beasain. :: A. Méndez

El mandatario del Cacereño no ceja en su empeño de soliciar apoyo al tejido empresarial y sostiene que el nuevo entrenador será anunciado este mes

J. CEPEDA

Es habitual el uso incorrecto del verbo encallar -que realmente es el referido para hablar de barcos que quedan varados en la arena o en las piedras- cuando se tratan informaciones sobre navíos que quedan atrapados, inmóviles, en un glaciar. En el caso del Cacereño, el fiasco de no conseguir el objetivo del ascenso ha dejado congelado todo a su alrededor. No está encallado, pues el mandatario asegura que el próximo proyecto, de mayor o menor calado, echará a andar antes o después. No obstante, el decano del fútbol extremeño sí permanece durante los últimos días un tanto inmóvil de puertas para afuera. Al menos hasta que se vayan derritiendo las incertidumbres que actualmente rodean al equipo de la carretera de Salamanca, sobre todo tras la marcha del técnico Adolfo Muñoz y del que durante esta pasada tamporada ha sido el gestor del día a día del club en Cáceres, Rafael Rojas.

Cuestionado al respecto sobre el futuro de la entidad a corto plazo, al otro lado del teléfono Antonio Martínez Doblas se muestra cansado tras una última década de dedicación en solitario al Cacereño. Exige más apoyo por parte de los empresarios locales y asegura que hará «todo lo posible» para conseguirlo, ya sea mediante una hipotética ampliación de capital o a través acuerdos con aquellos que quieran dar un paso hacia adelante. ¿Está lanzando un SOS? «No es un SOS, sino una realidad. Estoy cansado. He dado todo lo que tenía por el Cacereño, tanto personal como de todo tipo. Antes del próximo proyecto estoy abriendo un plazo para ver si hay empresarios que realmente quieran arrimar el hombro».

Aunque confiesa no tener prisa para confeccionar la próxima plantilla, sí reconoce que pronto se podrían dar a conocer las primeras renovaciones, «ya que los jugadores no pueden esperar». Del mismo modo, mantiene que el nuevo entrenador que se hará cargo del equipo podría ser anunciado a finales de este mismo mes de junio. «Todavía es pronto. Estoy con Rafael Rojas liquidando cosas de la pasada temporada. Entrenadores hay muchos y jugadores, más. Ese no es el problema. Vamos a hablar con algunos jugadores para que se mantengan, porque es cierto que no pueden esperar, y el entrenador lo tendremos a finales de mes. La plantilla será buena venga quien venga. El club sigue, que eso no lo dude nadie. El Cacereño está por encima de mí y de todos, pero tiene que haber más gente de Cáceres que quiera al club y que diga: 'Aquí estamos'».

Lo cierto es que, según reconoce Antonio Martínez Doblas, hasta el momento no existen conversaciones de ningún tipo con el tejido empresarial de la capital cacereña. Sí se han mantenido contactos con inversores de fuera de la región que, tal y como manifiesta a este dairio, «no me han generado mucha confianza», asevera.

Así las cosas, no hay nada nuevo bajo el sol de un Cacereño cuyo nuevo proyecto es aún una incógnita en lo que a pretensiones se refiere. Una segunda temporada consecutiva del club en Tercera que, con el ascenso del Diocesano a la misma categoría, esta vez tendrá el aliciente de rivalizar con otra formación con sede en la capital cacereña.

En lo que respecta al fútbol de formación, la Fundación del Cacereño continúa con su actividad y ayer reunió a los juveniles que quieren formar parte de la entidad para esta próxima temporada. Hoy, a las 20.00 horas en el Príncipe Felipe. será el turno para los jugadores de categoría cadete que quieran hacer la preceptiva prueba de selección para formar parte de la cantera verdiblanca.

Más

Fotos

Vídeos