Con honor, pero sin gloria

Karim (UPP) desolado en Portugalete, es consolado por su compañero Edet. Abajo, remate de cabeza del placentino Álex Jiménez en una jugada del partido. :: jesús garcía / opta/
Karim (UPP) desolado en Portugalete, es consolado por su compañero Edet. Abajo, remate de cabeza del placentino Álex Jiménez en una jugada del partido. :: jesús garcía / opta

El Plasencia luchó por la clasificación hasta el tiempo de descuento, pero el 1-2 del partido de ida acabó decidiendo

JUAN CARLOS RAMOS PORTUGALETE .

Los playoffs son lo que tiene. Que si ganas es muy bonito, pero si pierdes eres carne de psicólogo, de psiquiatra o de psiconalista. Lágrimas, muchas lágrimas tras el pitido final de Álvarez Borbolla. 1-1 en el marcador de La Florida y adiós de la UP Plasencia a sus aspiraciones de ascenso a Segunda B. El Portugalete, que no demostró ser superior durante los 180 minutos, sí que fue mejor a la hora de interpretar los escenarios en los que se movía la eliminatoria. Por eso estará en la final tras haber marcado tres goles en poco más de tres ocasiones claras de gol.

1 PORTUGALETE

Jorge Mediavilla; Núñez, Garmendia, Cubería, Nacho Neira, Ukerdi, Josué Dorrio (Mikel Méndez, min. 93), Gabri Ortega (Platero, min. 70), Bonilla, Chopi y Bengoetxea (Txaber, min. 60)

1 UP PLASENCIA

Álex; Pascu, Álex Jiménez (Durantez, min. 86), Aarón, Gilarte, Cifuentes, Iván Henares (Manu Moreira, min. 68), Luismi, Karim, Belli (Sergio Sánchez, min. 80) y Edet.

Goles:
1-0: Nacho Neira, min. 5. 1-1: Álex Jiménez, min. 49.
Árbitro:
Álvarez Borbolla (Comité Cántabro). Amonestó a Nacho Neira, Cubería y Chopi en el Portugalete y a Aarón y Cifuentes en el Plasencia.

Había razones para ser optimistas. La deseada clasificación de la UP Plasencia no era una cuestión de vender motos. Lo creían los jugadores y también los aficionados unionistas que se desplazaron a tierras vizcaínas. Había datos objetivos que apoyaban esa tesis. Lo más contundentes, las cuatro bajas de titulares con las que se presentaba el Portugalete a esta cita y que obligaba Carlos Docando a reestructurar toda su zaga.

Sin embargo, apenas hubo tiempo para calibrar la fragilidad de la defensa gualdinegra. Tal y como sucedió en el encuentro de ida, el guion quedó definido en los primeros minutos. Nacho Neira cazó un balón colgado al área en una falta lateral y, de cabeza en el segundo palo, puso el 1-0 en el marcador. Seguían siendo necesarios dos goles, pero ese zarpazo, más que poner nerviosos a los extremeños, dio seguridad y confianza a un Portugalete que llegaba muy condicionado en su línea de atrás.

La apuesta portugaluja fue poco vistosa, pero efectiva. En cuanto el balón merodeaba el área, patada y continuación para que Gabri Ortega prolongara, proyectara o desgastara a su marcador en los balones aéreos, Aarón Fernández. Choque de trenes que favoreció al Portugalete. Aarón se veía obligado a fajarse en defensa y era incapaz de sumar al ataque, donde Luismi se vio huérfano de socios y Karim recibía hasta en el carnet de identidad. Hasta tres tarjetas amarillas forzó el delantero ghanés. Eso fue lo que la UPP se pudo llevar a la boca al descanso. Las amarillas que arrastraban los dos centrales y que abría un hueco de esperanza para las incursiones de Karim.

Todo cambió en la reanudación. El Plasencia salió a vaciarse y empató muy pronto en un saque de esquina rematado de cabeza al fondo de la portería local por Álex Jiménez. Era el 49 y quedaba un mundo. El Portugalete cedió el balón a la UPP y cerró filas atrás para proteger el 1-1. En la recta final incluso desplegó defensa de cinco. Sin embargo, al equipo visitante le faltó calma para hacer bailar el balón de lado a lado y quemó sus cartuchos con un juego directo que facilitó la tarea del muro gualdinegro. Daba la sensación de que, en caso de prórroga, el Plasencia tenía todas las de ganar. Pero faltó la inspiración de otras jornadas para poner en apuros a Jorge Mediavilla. El meta local solo se tuvo que emplear a fondo tras un remate en propia puerta de uno de sus compañeros. El Plasencia lo intentó por todos los medios, incluso como Álex Hernández abandonando su portería para intentar rematar, pero el 1-2 fue imposible y la eliminación se hizo inevitable.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos