TERCERA

La final interminable. Episodio diez

Luismi, ante el Calamonte. :: JCR/
Luismi, ante el Calamonte. :: JCR

La UP Plasencia vuelve a jugarse la vida ante un Calamonte que llega con bajas importantes

J. C. RAMOS PLASENCIA.

«Nunca darse por vencido y la buena suerte le seguirá a uno». Es una frase de la película 'La historia interminable', pero bien pudiera servir como grito de guerra motivacional para la UP Plasencia de cara a los diez últimos partidos de liga.

Una UPP que vive su particular 'historia interminable'. Ni se engancha a los playoffs ni se acaba de descolgar del todo. Ante el Calamonte vivirá la enésima versión de esta final interminable que está castigando los ánimos de los aficionados como de los propios futbolistas unionistas, a los que también les está pasando factura tanto la falta de liquidez del club como la carencia de instalaciones para entrenar.

La parroquia placentina, que no ve unos playoffs desde hace 15 años, intenta mantener la ilusión a pesar de los últimos reveses. Los jugadores tratarán de tirar de orgullo y profesionalidad a pesar de que las condiciones no sean las más idóneas.

Pero lo cierto es que la UPP tiene el playoff a cinco puntos y este domingo tiene una magnífica oportunidad para recortar. El Coria visita a un Extremadura B al alza y el Don Benito recibe a un Moralo que defiende el liderato.

El Plasencia tendrá que vérselas ante el Calamonte, que transita en tierra de nadie desde hace varias jornadas y que también deberá de tirar de honradez deportiva para mostrarse competitivo en la recta final. Los blancos encaran el primero de sus dos partidos consecutivos fuera de casa.

En cuanto a novedades deportivas, el Plasencia tendrá las bajas de Iván Henares por acumulación de amonestaciones y Jonás Basso por la lesión de su brazo, aunque ya ha empezado a trotar y podría estar de regreso en un par de semanas. Manu Moreira podría ocupar la vacante de Henares, mientras Durántez regresa a la sala de máquinas tras su sanción y Aarón y Karim pujarán por ser la compañía de Luismi en ataque. La titularidad de uno u otro dependerá del estado del campo.

En el Calamonte, las bajas confirmadas son las del central Parra y el volante Bernabé por sanción, a los que se une Enrique, aún en el dique seco, además de contar con la duda de Villegas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos