Tercera

El Dioce solo aguanta 13 segundos

Luismi y Aarón celebran el 2-0 de la UPP ante el Diocesano. :: PALMA/
Luismi y Aarón celebran el 2-0 de la UPP ante el Diocesano. :: PALMA

La UP Plasencia logró una nueva goleada que se inició en la primera jugada del encuentro y sigue a tres puntos del líder

JUAN CARLOS RAMOS

PLASENCIA. Menudo enfado tenía Miguel Ángel Ávila con su equipo tras acabar el partido. Y eso que el Diocesano no jugó ni mucho menos un mal de encuentro, pero el técnico rojillo no acabó de asimilar haber sido del gol más rápido de la liga. Y menos ante un rival del potencial de la UP Plasencia, que a medio gas se acabó metiendo en el bolsillo una nueva goleada (4-0).

4 UPP

0 DIOCESANO

UP Plasencia
Álex Hernández; Cifu, Pascu, Edet, Juanals, Álex Jiménez (Durántez, min. 65), Aarón (Alberto Núñez, min. 77), Iván Henares, Manu Moreira (Dani Mateos, min. 65), Karim y Luismi.
Diocesano
Miguel; Leo, Vizcaíno (Enrique, m.52), Adrián, Sergio Contreras, Nuno (David Sánchez, min. 75), Jaime Corchado, Murillo, Tete, González y Mario Vecino (Turra, min. 65).
Goles
1-0: Iván Henares, min. 1. 2-0: Luismi, min. 5. 3-0: Karim, min. 65. 4-0: Luismi, min. 74.
Árbitro
Cordón Valladares. Mostró tarjetas amarillas a Edet y Álex Jiménez, de la UP Plasencia; y a Sergio Contreras y González, del Diocesano.
Incidencias
Estadio Municipal, 1.000 espectadores.

Solo 13 segundos estuvo con vida el Diocesano, el tiempo que Karim tardó en sacar de centro, Aarón peinar el balón en largo, de nuevo Karim centrar desde línea de fondo e Iván Henares cabecear a gol en el segundo palo (1-0).

Aarón se las llevaba todas por arriba y en el minuto 5 volvió a asistir para que Luismi, haciendo un sombrero al meta cacereño, anotara a puerta vacía y firmara el 2-0 que sentenció el partido cuando los espectadores aún encontraban acomodo en las gradas.

Con los tres puntos en la mochila, la UPP actuó a medio gas y se limitó a ver qué tal funcionaba el experimento de meter al central Álex Jiménez como referente en centro del campo en detrimento de Durántez y Amine. Su hueco en el eje de la zaga lo cubrió el nigeriano Edet Ibok, que cumplió sin complicarse la vida.

El Diocesano se adueñó del balón, pero eso no fue bagaje suficiente para hacer temer por la victoria local. En su ocasión más clara, Jaime Corchado dribló a Álex Hernández en su salida, pero ya sin fuerza solo pudo orientarla entre los tres palos donde cómodamente la controló Juanals.

En el inicio de la segunda mitad se hizo más palpable el dominio del Diocesano, que sin embargo no encontró línea de pase con sus delanteros. Cuando la UPP comenzaba a verse sometida, llegó una contra de libro que supuso el 3-0. Luismi aguantó en ataque, esperó la llegada de Karim por el carril del 8 y le asistió para que el ghanés fusilara a Miguel (3-0).

Ahí sí que el Diocesano bajó los brazos y el Plasencia jugó a placer. En una falta escorada en la frontal, en un tuya-mía entre Aarón y Luismi, el capitán placentino burló la barrera visitante y superó por su izquierda a Miguel, que solo pudo hacer la estatua (4-0).

El Plasencia ya piensa en el próximo domingo y en su partido ante el Cacereño. Nuevo duelo en la cumbre en el que está obligado a no perder si quiere mantenerse en el tren de cabeza que ahora ocupan seis equipos, ya con cinco puntos de ventaja sobre el séptimo clasificado. La liga está a punto de fracturarse y de los favoritos el único desenganchado parecer ser el Azuaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos