Derbi con aroma de nostalgia

Luismi, ante Aarón en el partido de la primera vuelta. :: JORGE REY/
Luismi, ante Aarón en el partido de la primera vuelta. :: JORGE REY

Hacía más de 15 años que ambos equipos no se enfrentan a estas alturas de campeonato con opciones de jugar el playoff de ascenso

J. C. RAMOS / J. CEPEDA

PLASENCIA / CáCERES. Casi 17 años ha habido que esperar para ver al Plasencia y al Cacereño medirse a estas alturas de campeonato con claras opciones de meterse en el playoff de ascenso a Segunda B. Entonces, en la jornada 30 de la temporada 2000/2001, la UPP se impuso en el Príncipe Felipe por 1-2. Finalmente, los placentinos fueron terceros -tras fallar estrepitosamente en casa en la última jornada ante el Badajoz B para proclamarse campeón- y los verdes, cuartos.

Pero lo normal, hasta esa fecha, es que los UPP-Cacereño se disputaran en la cima, salvo las excepciones en los años que militaban en Segunda B. Por tanto, el partido de este domingo tiene aroma retro, aroma de nostalgia. Un derbi provincial que se ha celebrado en 97 ocasiones en competición oficial. El balance es favorable a los de la capital: 30 victorias placentinas, 19 empates y 48 verdes.

Cuesta decir quién se juega más. Al Plasencia le vale poco más que la victoria para seguir a cinco puntos de las eliminatorias por el ascenso -pero a siete de la cabeza de la tabla- y el Cacereño necesita rascar algo si no quiere ver cómo en solo una semana ha pasado del primer puesto al tercero. Las victorias de Moralo, Don Benito y Coria obliga, y de qué manera, a ambos conjuntos.

El Plasencia, ya olvidado el traspié de Copa Federación del pasado miércoles, se ha puesto en modo liga con el objetivo de recuperar la intensidad exhibida ante el Don Benito y el Diocesano. Se pierden la cita dos de los hombres que han vivido más derbis: Luismi por sanción y Rubén Borrallo por lesión. Sergio Sánchez, que ha vestido durante muchos años la camiseta de uno y otro, esperará su oportunidad en el banquillo en lo que puede que sea su último derbi. Aarón formará dupla de ataque con Karim y Edet Ibok formará el eje de la defensa con Álex Jiménez, una vez que Jonás Basso sufre ligerísimas molestias en el isquio y el cuerpo técnico no quiere arriesgar un cambio.

En la primera vuelta, 1-0 para el Cacereño en un duelo muy igualado. En la vuelta, cambio de míster en los capitalinos, algunos jugadores nuevos y nueva fisonomía que anticipan un choque distinto. «Rebollo hizo un trabajo muy importante, hizo al equipo sólido y práctico; a Scatolaro no tengo oportunidad de conocerle, pero está proponiendo cosas diferentes», señala el técnico unionista Pastelero.

Por su parte, el que comenzó como líder esta jornada acude a la importante cita de hoy con toda su plantilla disponible, a excepción del lesionado Fran Viñuela. Tras la derrota frente al Don Benito, los verdiblancos están obligados a dar lo máximo en sus enfrentamientos con rivales directos, no ya solo por la importancia de los puntos puestos en juego, sino también para hacer de estos encuentros un laboratorio de pruebas con miras a los playoffs por el ascenso a Segunda B. Y es que, sin desplegar todavía un juego vistoso ni tan siquiera reconocible en cuanto a la propuesta formal, un nuevo tropiezo del decano del fútbol extremeño podría comenzar a arrojar dudas no ya solo en la grada, sino también en el seno del propio grupo de trabajo.

Las dobles sesiones de entrenamiento instauradas por la dupla formada por Scatolaro y Más Davó no acaban de traducirse sobre el verde en un plus de competitividad en cuanto al aspecto físico. Hasta tal punto es así que, frente al Don Benito, el Cacereño se vio en la primera mitad claramente dominado y sin chispa en los balones divididos. No obstante, el oficioso entrenador argentino asegura que se trata de una cuestión de «determinación» de los jugadores, no física en sí. «Tenemos que afrontar cada partido como si fuese el último», espolea el preparador verde.

El equipo no bregará solo en el clásico provincial por excelencia, pues el Cacereño estará acompañado por algunos de sus fieles gracias a un viaje organizado por el club. También se prevé que otros aficionados se desplacen en vehículos particulares. Todos serán ubicados en la grada de Preferencia para vivir in situ el duelo más apasionante de la jornada en la Tercera extremeña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos