Cruel final para un Moralo sin premio

Los de Emilio Gil se quedan fuera de las eliminatorias de ascenso por un gol del Santa Amalia en el minuto 95

PEDRO CARRASCO SANTA AMALIA.

Un gol de Moruno en el último suspiro del partido dio al traste con las aspiraciones del Moralo de jugar las eliminatorias de ascenso en favor del Coria, que hizo sus deberes ganando al Trujillo y le birla a los de Navalmoral esa preciada cuarta plaza en litigio.

1 SANTA AMALIA

0 MORALO

Santa Amalia
Isaac; Álex, José Mari, Valentín, Álvaro, Rico, Jesús Guinda, Curro (Antoñito Cano, min. 83), Juanjo, Miguel Ángel (Moruno, min. 70) y Carlino.
Moralo
Pedraza; Nombela, Cano, Lolo, Dani, Yoni, Rulo (Ensa, min. 55), Sergio Gómez, Pinilla (Chico, min. 90), Álex (Salas, min. 66) y Fernando.
Gol
1-0: Moruno, min. 95.
Árbitro
Delfa Ramos. Cartulina amarilla a los locales Isaac, Álex, Rico y Jesús Guinda.
Incidencias
Municipal de deportes con 800 espectadores, la gran mayoría llegados desde Navalmoral de la Mata.

La numerosa afición que acudió al municipal amaliense, alrededor de quinientas personas, quedó asolada cuando en el minuto 95 una falta lejana lanzada por Moruno se coló por alto en la meta de Pedraza, que no calculó bien la trayectoria de la pelota.

Lo que son las cosas, un Santa Amalia ya descendido y rayando la mediocridad a lo largo de la temporada, tuvo ayer un golpe de suerte para llevarse unos puntos que no le sirven sino para depurar en parte su orgullo herido y, de paso, llevarse por delante las aspiraciones del Moralo.

Como suele ocurrir en estos casos, las especulaciones sobre maletines fueron recurrentes pero, ciertas o no, los de Domingo Suero intentaron hacer su trabajo ganando el partido, aunque en este caso fuera en detrimento de un equipo y una afición que venían con toda la ilusión del mundo para disputar unas eliminatorias de ascenso que se les escapó entre los dedos cuando ya la saboreaban.

La primera parte estuvo marcada por un dominio casi insultante de los de Emilio Gil, que presionaron con ahínco y asfixiaron a los locales en la salida del balón. Las llegadas de peligro del Moralo se sucedían en retahíla y Álex, Pinilla y Rulo pudieron adelantar a los suyos. Pero fue Sergio Gómez en el 38 el que gozó de la mejor ocasión, en un disparo que repelió el palo derecho de la puerta defendida por Isaac.

En la segunda mitad el choque sufrió un giro copernicano. En ese momento los amalienses dieron un paso al frente, movían la pelota con criterio con un Jesús Guinda fenomenal en la medular, y la pelota empezó a rondar con peligro la meta de Pedraza.

Así las cosas al Moralo le entran las dudas y con el paso de los minutos se vuelve conformista y especulativo, aunque pudieron adelantarse en varias jugadas a la contra. El Santa Amalia la tuvo por mediación de Valentín en sendos remates de cabeza y, la más clara, en un remate envenenado de Álex en el 65 que se fue al palo. Y cuando todo parecía consumado, en el minuto 95, una falta lejana pegada a la banda es botada por Moruno con la zurda y el balón, tras describir una parábola, se coló en la puerta de un Pedraza que quedó desolado, sabedor de su error de cálculo.

Con este resultado tan inesperado e in extremis, se produjo una invasión masiva del campo por parte de la afición morala, y las fuerzas de orden público apenas podían sofocar la avalancha y hasta el intento de agresión, por parte de algunos exaltados, del trío arbitral, por entender que cinco minutos de descuento eran demasiados para lo acontecido sobre el terreno de juego en la segunda mitad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos