Un cerrojo llamado Cacereño

Un cerrojo llamado Cacereño

OPTA

El Cacereño se impuso al Castuera en un partido muy práctico de los visitantes y al que le bastó el tanto de Luismi en los albores del encuentro para alzarse con los tres puntos. Un 0-1 que se convierte en el cuarto triunfo por la mínima para los de José María Rebollo que, tras el empate a uno entre el Mirandés y el Burgos el sábado, se convierten en el único equipo de las primeras cuatro categorías del fútbol español que todavía, en estas primeras diez jornadas de liga, no ha encajado gol.

0 Castuera

: Óscar, Antonio, Miguel, David Gallego, Fabián, Chema (David Cruz m. 65), Cartón, Dioni (Saviola m. 78), Mati, Juampe (Angelito m. 75) y Patri.

1 Cacereño

Jiménez, Neto, Santi Polo, Carlao, Juanjo Polo, Elías, Nacho Méndez (Alberto m. 85), Viñuela, Luismi, Miguel (Juancar m. 81) y Álex García (Marcos Torres m. 67

Árbitro
Amonestó a los visitantes Viñuela y Marcos Torres
INCIDENCIAS
Manuel Ruiz. 800 espectadores
GOLES
0-1, m. 8: Luismi

El Cacereño lo tuvo muy claro desde el principio. Salir muy fuertes, cercar la portería de Óscar, exigir a un rival que hasta la fecha había obtenido la victoria en todos sus compromisos, y a poder ser conseguir un tanto para golpear primero. A partir de ahí, contemporizar. Dicho y hecho. Luismi en el minuto 8 adelantaba a los verdes tras un buen zurdazo desde la frontal del área.

A sabiendas de la seguridad defensiva, daba la sensación que los de José María Rebollo estaban esperando a marcar para levantar el pie y dar una tregua a un Castuera que se quedó grogui tras el jarro de agua fría. No darían señales de vida hasta el minuto 18 cuando buscarían la réplica en un disparo de Mati que se marchó por encima del portal de Jiménez que asistió impasible al intento.

Fue la ocasión más manifiesta de un primer tiempo donde el Cacereño se centró más en la marca y en lo que ponía en la pizarra para maniatar a un equipo de La Serena que no lograba hilvanar una jugada colectiva en condiciones. Y eso que durante el tramo final del primer tiempo, los castuereños tuvieron el balón mientras que los cacereños se defendieron muy bien en su parcela para marcharnos al descanso con el 0-1.

El inicio del segundo tiempo nos presentó un guión similar al del final del primero con un Castuera con mayor posesión y un Cacereño que daba sensación de peligro a la contra. Una tesitura que para los de verde era genial. Apenas sufrían pero, sin embargo, según iba apareciendo la necesidad local a la vez que el cansancio, los huecos empezaron a aflorar. No obstante, los ayer forasteros no estuvieron finos en el último pase para haber encarrilado el partido antes de tiempo. La más clara oportunidad la tuvo Miguel al filo de la media hora de la segunda parte pero el jugador visitante no sentenció con un remate desde la frontal que detuvo bien Óscar.

A continuación, entró Saviola que pareció dinamizar al Castuera y cambiar el decorado vivido hasta entonces. En el tramo final hasta la conclusión, los pacenses embotellaron en su área a los cacereños. Fue entonces cuando la defensa del Cacereño tuvo trabajo real que fue solventado sin problemas para asegurar una victoria muy valioso en uno de los campos más complicados de la categoría.

Con la primera derrota del Castuera en su casa, los locales se quedan emplazados en la mitad de la clasificación con 14 puntos. Por su parte, el Cacereño suma 28 de 30 puntos posibles: nueve victorias y un empate (el pinchazo de la segunda jornada frente al Olivenza). Algo que le dio el liderato eventual a expensas del resultado del Moralo, contra el que se enfrentará en la próxima jornada en el partido más importante de esta temporada en el Grupo XIV de la Tercera División.

Fotos

Vídeos