Capitanes verdes por Real Decreto

Aarón Fernández y Sergio Sánchez, ayer en el Municipal de Plasencia. :: PALMA

Sergio Sánchez y Aarón Fernández llegarán este domingo al Príncipe Felipe con el Plasencia para medirse al Cacereño y a sus propios recuerdos

J. CEPEDA CÁCERES.

En su artículo 1, el Real Decreto 405/1992, por el que se regula el Estatuto de los ex presidentes del Gobierno, reza que estos «gozarán, a partir del momento de su cese, de la consideración, atención y apoyo debidos a quienes han desempeñado este cargo». Además, el artículo 2 recoge que «gozarán del tratamiento de presidente». Obviando otras lógicas prerrogativas que se suceden en el mismo documento legal, y extrapolando tal resolución al ámbito futbolístico, algo similar podría suceder en el deporte rey con aquellos que un día ostentaron la capitanía de los equipos. Y es que, al igual que un presidente del Gobierno, un capitán tampoco deja nunca de serlo.

Ahora defendiendo ambos la enseña de otro equipo, el Cacereño recibirá el domingo a dos de sus hombres de mayor escala, los capitanes Sergio Sánchez y Aarón Fernández, quienes llegarán a la carretera de Salamanca con la expedición de la Unión Polideportiva Plasencia. A pesar de estar los dos durante una larga etapa en el equipo verdiblanco, ocho temporadas el primero y cuatro el segundo, Sergio y Aarón no llegaron a compartir vestuario en Cáceres, pero mantienen todavía vivo ese sentimiento de pertenencia originado, quizás, por todas las peculiaridades que forjan la esencia del Cacereño.

«Hay ganas de volver. Pasé allí ocho años muy buenos y dejé grandes amigos. Gente con la que sigo teniendo mucha relación y a la que aprecio mucho, sobre todo a la afición. El cariño que yo sentí cuando estuve allí es lo que me llevo. A ver si puedo tener algunos minutos para despedirme del Príncipe Felipe, ya que seguro que me vendrán muy buenos recuerdos», desea Sergio, quien se perdió el duelo de la pasada temporada por motivos laborales. El jugador natural de Carcaboso, que a sus 36 años ya asume que la actual será su última temporada como futbolista, vivió en el Cacereño etapas como la recta final de Félix Campo, con un club en punto muerto, o los inicios de la era Doblas, con ascenso y dos temporadas en Segunda B hasta su salida en 2011. «Hay momentos inolvidables, como el ascenso, pero también llegué a ver el Príncipe Felipe con 50 personas», rememora. Y va más allá: «Aquello fue una situación de incertidumbre que me ha recordado mucho a todo lo que ha sucedido este verano, pero al final el Cacereño siempre se levanta. Es el decano», expresa sin pudor alguno.

LAS FRASESSergio Sánchez Jugador UPP «Llegué a ver el Príncipe Felipe con 50 personas, pero el Cacereño siempre se levanta. Es el decano» Aarón Fernández Jugador UPP «Entiendo que haya gente que no esté de acuerdo con que me haya ido, pero necesitaba estabilidad»

Aunque llegó a tener muchas 'novias' de fuera de la comunidad autónoma, Sergio siempre ha desarrollado su trayectoria futbolística en Extremadura, y más concretamente en la provincia de Cáceres. Chinato, Plasencia, Ciudad de Plasencia, Cacereño, Arroyo y otra vez Plasencia han sido los equipos que han disfrutado de su zurda, su regate y su velocidad. Ahora, en una posición algo más retrasada y jugando en banda derecha o como segundo punta, lucha por exprimir al máximo los minutos que le concede José Diego Pastelero: «Cuando salgo, intento saborear los minutos que tengo porque pueden ser los últimos. He sido feliz jugando al fútbol y tengo la conciencia tranquila porque donde he estado siempre lo he dado todo».

Si hay alguien que tiene reciente todo lo que significa el Cacereño, ese es Aarón: «Será un partido especial porque vuelvo a la que ha sido mi casa durante los últimos cuatro años. Es un partido más, sí, pero especial», confiesa el centrocampista catalán. Afincado ya en la capital cacereña, donde habita su núcleo familiar, Aarón tiene claro que los amiguismos se quedarán fuera del terreno de juego: «Eso tiene que ser así y es algo que te lo da la experiencia. Llevo desde los 16 años fuera de casa y aquí la amistad tiene que quedar a un lado».

En lo estrictamente deportivo, sus notables actuaciones con la UPP hacen que Aarón esté viviendo una especie de segunda juventud en el norte de Extremadura. ¿A qué se debe? «En el Cacereño jugué la primera temporada en un puesto más adelantado y marqué siete goles. Luego he jugado más retrasado. En Plasencia Pastelero me dijo que donde me necesitaba el equipo era más adelante. No tengo que hacer tanto trabajo físico, llego más fresco y de cara a gol estoy un poco más acertado, pero esto solo acaba de empezar», sostiene.

¿Cómo espera Aarón que le reciba la afición del Cacereño este domingo? «Habrá gente que me reciba bien porque saben que yo en el club lo he dado todo. He ayudado en el tema institucional y he buscado cosas para el bien del club. También entiendo que pueda haber gente que no esté de acuerdo con que me haya ido a otro equipo. Es la ley del fútbol. Yo necesitaba un cambio porque tengo una familia y quería estabilidad. Esperé hasta última hora y parecía que la cosa no iba a llegar a buen puerto. Gracias a Dios, ahora parece que sí y yo siempre seré un socio más». De hecho, él mismo ha entablado conversaciones con los nuevos mandatarios para facilitarles la cartera de clientes en materia de publicidad. Una faceta que Aarón compaginaba en el Cacereño con lo deportivo. «En todo lo que pueda ayudar, ellos saben que tienen mi teléfono».

Desde el Municipal de Plasencia, ¿cómo se ve la nueva decoración institucional del Cacereño? Sergio pide confianza para los nuevos dueños: «Como en la época de Félix Campo, el club necesitaba un cambio. Nadie llega a un equipo pensando en hacer las cosas mal, por lo que merecen un voto de confianza». Aarón coincide en la misma sintonía: «Ojalá el cambio sea para bien. Aunque no sea mucha, la afición del Cacereño es fiel y el club tiene que recuperar ese latido». Los dos capitanes ya asumen que enfrente ya hay un serio oponente al título.

Fotos

Vídeos