El Cacereño sale vivo pero sin liderato

Pedro Gilarte celebra el que era el 1-1 para el Plasencia. :: PALMA/
Pedro Gilarte celebra el que era el 1-1 para el Plasencia. :: PALMA

La UP Plasencia, que mereció mucho más, se vio castigado en dos faltas que no supo despejar y queda a siete puntos del playoff

JUAN CARLOS RAMOS PLASENCIA.

Es la primera vez en lo que va de temporada que al Cacereño no le disgusta perder puntos. Y eso que el empate en Plasencia implica dejar el liderato en la mochila del Moralo y bajar hasta la tercera posición. El conjunto verde se fue con una sonrisa y frotándose las manos después de salir indemne en un partido sumamente complicado y que se puso muy cuesta arriba.

2 UP PLASENCIA

Sergio Moyà, Belli (Sergio Sánchez, m. 81), Pascu (Javi Casero, m. 77), Álex Jiménez, Edet, Durántez, Pedro Gilarte, Cifu, Iván Henares, Aarón y Karim.

2 CACEREÑO

Bernabé, Neto, Alberto, Carlao, Elías Molina, Juanjo Polo, Marcos Torres (David López, m. 56), Javi Navarro, Álex García (Juan Carlos, m. 73), Nacho Méndez (Juanqui, m. 87) y Luismi.

Goles
0-1, m.28: Álex García. 1-1, m.31: Pedro Gilarte. 2-1, m.52: Álex Jiménez. 2-2, m. 62: Carlao.
Árbitro
Carretero González. Mostró tarjetas amarillas a Pascu y Sergio Sánchez, de la UP Plasencia; y a Alberto y Álex García, del Cacereño.
Incidencias
Estadio Municipal, 1.600 espectadores.

En el Plasencia, todo lo contrario. El empate dejó un cierto sabor a derrota por saberse merecedor del triunfo y haber hecho todo lo necesario para conseguirlo. Sus fallos a balón parado, tal y como sucedió el miércoles ante el Atlético Saguntino, le costaron dos puntos y alejarse más de los cuatro primeros. Ahora, a siete puntos de distancia.

Con ambiente de gala y el aroma de los derbis de antaño, arrancó el partido. La UPP, con la baja sensible de Luismi en punta de lanza; y el Cacereño de Scatolaro, haciendo debutar a Bernabé en portería y devolviendo la titularidad a Juanjo Palo, hombre clave para que los verdes se llevaran un punto a la capital.

Desde el inicio se demostró que era el Plasencia el que tenía las ideas más claras a la hora de saber qué hacer con el balón en los pies. El Cacereño bailaba al son que le marcaba su rival, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha. Por este carril nació el centro de Cifu que a punto estuvo de rematar Aarón entre los tres palos. Era el minuto 4.

Carlao y Juanjo Polo tuvieron que duplicar esfuerzos en defensa y también en ataque. Y de forma más que decisiva. En el minuto 28, tras un saque de esquina botado desde la derecha, Juanjo Polo se elevó por encima de todos para rematar a tres metros de distancia. Sergio Moyà puso bien las manos abajo, pero el balón salió repelido. Álex García, atento, recogió el rechace para mandarlo al cielo de las redes (0-1). No sería la primera vez que la UPP no supo defender el remate de los centrales, ni blocar el balón ni acudir a por el rechace.

Al Cacereño le tocaba dormir el partido para sacar rédito del 0-1, pero no le dio tiempo. Tres minutos después, Pedro Gilarte sacó un derechazo dentro del área en forma de misil para reventar la portería del Cacereño. Bernabé poco pudo hacer.

La UPP retomó la proyección ascendente de la primera parte y al poco de iniciarse la segunda completó la remontada. Fue tras un saque escorado botado por Cifu que Álex Jimémez cabeceó abajo de forma magistral (2-1, minuto 52).

El Plasencia no se echó atrás y aparecieron los espacios para que Karim buscara alguna contra para el tercero. El ghanés y Aarón no acabaron de conectar del todo.

En el área contraria, daba la sensación de que el Cacereño solo tenía capacidad para hacer peligro a balón parado, en algún saque de esquina o en alguna falta escorada. Así fue, tras una falta de Pascu evitable en la progresión de David López. Luismi puso un balón medido para materializar un déjà vu. Es decir, remate de Juanjo Polo ante la fragilidad de las marcas, Sergio Moyà que deja el balón muerto y nadie va a su encuentro a excepción de Carlao (2-2, minuto 62).

En el último cuarto de hora se desenvolvió mucho mejor el Cacereño, sacando partido del desorden de las líneas y el hecho de que Pastelero quitó a sus dos laterales para poner a dos extremos como Javi Casero y Sergio Sánchez. El empate se hizo inevitable, a pesar del arreón final de la UPP en busca de los tres puntos. En la última acción del tiempo de descuento, Aarón cabeceó mansamente a las manos de Bernabé.

Tras este empate del Cacereño, la lucha por el título de liga se pone apasionante. El Moralo recupera el primer puesto, pero entre el líder y el cuarto puesto solo hay un margen de dos puntos. Más distancia hay entre el cuarto y el quinto, la UPP. Los placentinos deberán remontar siete puntos en las últimas 13 jornadas de competición. Confían en los duelos directos de sus rivales para iniciar la escalada.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos