TERCERA

El Cacereño y su incompleto silogismo

Álvaro López, a la derecha, el pasado domingo en el Príncipe Felipe. :: A. Méndez/
Álvaro López, a la derecha, el pasado domingo en el Príncipe Felipe. :: A. Méndez

Álvaro López hablará este viernes sobre el futuro del club sin contar aún con paquete accionarial alguno de la entidad

J. CEPEDA CÁCERES.

No es necesario acudir a la lógica aristotélica de los silogismos para deducir lo que desde los ámbitos de gestión del Cacereño se le está pidiendo a la afición del decano del fútbol extremeño; idolatrar el optimismo. Solo así se explica la atípica situación institucional que vive esta sociedad anónima deportiva, que aún no refleja en los ámbitos legales establecidos la compraventa anunciada el pasado día 12 de septiembre.

Con un propietario que no manda y un mandatario sin acciones, las palabras de buenaventura ganan por ahora la batalla a las certezas documentadas. No obstante, y salvo contadas excepciones de las cabezas más analíticas, lo volátil de tal premisa no es óbice para que en el grueso de una afición ávida de creencias -cuyo 'target' a buen seguro habrá sido minuciosamente estudiado- se haya entregado la cuchara. Es aquí donde el optimismo vuelve a aparecer como ídolo.

La temática de la compraventa no satisfecha del Cacereño vuelve a estar en el candelero gracias a la visita del director ejecutivo de IQ Finanzas, Álvaro López, a la capital cacereña. El máximo responsable del nuevo equipo de gestión protagonizará el viernes a las 19.00 horas en la oficina principal de Cajalmendralejo en Cáceres -chalé de los Málaga- una conferencia para tratar el futuro de la entidad, con principal hincapié en los actos que hipotéticamente se desarrollarán el próximo año con motivo del centenario del club. Experto conferenciante y con grandes dotes para la comunicación, Álvaro López hablará en ella de cifras, de proyectos y de buenos augurios. Todo ello nada tendría de extraño de no ser por las constantes huidas hacia adelante que en los últimos meses se han sucedido respecto al tema capital de la compraventa no satisfecha.

Álvaro López aseguró el domingo en la sala de prensa del Príncipe Felipe que Antonio Martínez Doblas dejará de ser el propietario legal del Cacereño esta misma semana o la próxima. Sin embargo, el pasado 23 de septiembre el propio director ejecutivo de IQ Finanzas aseveró que tal cuestión estaría resuelta «a mediados de octubre». Un plazo hoy incumplido que realizó públicamente ante abonados y aficionados en el hotel Extremadura.

Como si de un pacto entre caballeros se tratase, lo justo sería que los nuevos administradores del Cacereño pidiesen apoyo y credibilidad social e institucional una vez hayan satisfecho la primera de las premisas, como es la compraventa. Hasta hoy, ese kilómetro cero para forjar un proyecto conjunto basado en la confianza mutua todavía no ha llegado a la carretera de Salamanca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos