El Don Benito lee mejor el duelo liderado por Pozo

ALEJANDRO VILLALOBOS ALMENDRALEJO.

El Don Benito le dio la vuelta al encuentro de la mano de Abraham Pozo, uno de los más lúcidos en la tarde noche de ayer en tierras almendralejenses a un cuadro que no supo atar el partido y que cavó su tumba en una desgraciada jugada de Chechu.

1 EXTREMADURA B DON BENITO

2

Extremadura B
Luis; Dylan, Pani, Rober, Chechu, Rafa, Samu, Fran, Marcos (Alfaro, min. 71), Juanca (Alberto Izquierdo, min. 64) y Rubia.
Don Benito
Sebas Gil; Trinidad, Ricardo Durán (Diop, min. 64), Calatrava, Gonzalo, Curro, Adri, Lolo (Barbero, min. 70), Amorín (Macarro, min. 82), David López y Abraham Pozo.
Goles
1-0: Marcos, min. 11. 1-1: Pozo de penalti, min. 73. 1-2: Chechu en propia meta, min. 77.
Árbitro
Pavón Guillén. Por el Don Benito amarillas a Diop (86) y Curro (91).
Incidencias
Campo Ito. 130 espectadores.

El duelo ofreció vibraciones desde su inicio. Apenas 35 segundos en el reloj y llegó el primer susto para los locales. Abraham Pozo botaba una falta a unos cinco metros de la frontal y la madera evitó el 0-1. El cuadro calabazón se hizo dueño y señor del campo, Sus chicos tenían bien asumida y ordenada su disposición en el césped y no dejaron apenas incomodar a su rival. Pozo volvía a la carga (min. 8) pero Rober desviaba el remate (min. 8). Y caprichos del balompié. En la primera incursión azulgrana en territorio calabazón los de Paula hicieron diana. Una gran jugada por banda derecha de Samuel Manchón la recogía Marcos que fusilaba el 1-0. El Don Benito tuvo que lavarse los ojos y decir "aquí estoy yo". Dicho y hecho y enseguida avisaba desde la frontera del área por mediación de Amorín (min. 19). Poco después era Pozo el que peinaba desviado del marco local y el duelo entró en un diálogo oscuro en el que no hubo noticias de relieve hasta el descanso.

Del vestuario salió un Extremadura valiente, mirándole a los ojos a un cuadro que aguantó el chaparrón inicial con un Rubia colosal, que puso a prueba a Lolo (min. 51), pero todo quedó en un susto. El Don Benito apretaba y apretaba y dio carrete a Barbero y Macarro. Las fuerzas andaban parejas pero a Rober se le fueron las manos y el penalti no admitió dudas. Pozo no perdonaba y ahogaba el duelo (min. 73). Un jarro de agua fría que se encargó de finiquitar cuatro minutos después Chechu en su propia casa regalando el triunfo al cuadro calabazón.

Fotos

Vídeos