El Don Benito exhibe más hechuras

Marcos Torres intenta deshacerse del visitante Ricardo. / L. CORDERO/
Marcos Torres intenta deshacerse del visitante Ricardo. / L. CORDERO

Los visitantes se llevan con justicia el triunfo del Príncipe Felipe ante un Cacereño sin chispa y movido a golpe de improvisación

J. CEPEDA CÁCERES.

El Don Benito dio ayer un golpe de autoridad en casa del líder tras derrotar con suma justicia al Cacereño (0-1) en un ejercicio en el que los de Juan García ofrecieron, sobre todo en la primera mitad, una imagen de equipo con hechuras para aspirar a altas cotas.

0 CACEREÑO

1 DON BENITO

Cacereño
Jiménez; Neto (David López, min. 60), Santi Polo (Juanjo Polo, min. 46), Carlao, Elías Molina, Alberto, Marcos Torres, Javi Navarro. Álex García, Nacho Méndez y Luismi.
Don Benito
Sebas Gil; Trinidad, Ricardo, Garretas, Pozo, Gonzalo, José Manuel (Juanlu, min. 87), Adri (Calatrava, min. 73), Diop, David y Abraham Pozo ( Adrián Pavón, min. 84).
Gol
0-1: Gonzalo, min. 10.
Árbitro
Fuentes Pérez. Sin amonestados.
Incidencias
950 espectadores en el Príncipe Felipe con nutrida presencia de aficionados visitantes. Minuto de silencio en memoria del aficionado verdiblanco José María Izquierdo, así como del padre del jugador local Pablo Suárez.

No hizo lo mismo el conjunto verdiblanco, que se ahogó en su propia indecisión, con una alarmante falta de profundidad y sin una propuesta futbolística reconocible. Pareciese como si los de Luis Américo Scatolaro hubiesen saltado al verde movidos por la más pura improvisación y sin las pertinentes directrices marcadas. Los verdes también hicieron gala de falta de chispa en balones divididos, que caían una y otra vez del lado visitante, quienes en algunos compases de la primera parte tuvieron un dominio insultante ante la desesperación del graderío local.

El primer y a la postre definitivo tanto del encuentro no fue fruto de la casualidad, sino del mayor ahínco del Don Benito en los minutos iniciales. La constante presencia de los visitantes en campo contrario obtuvo su recompensa en el minuto 10, cuando Diop encaró a su par en el perfil derecho y, tras una buena acción individual, cedió el balón al corazón del área para que Gonzalo solo tuviese que empujar el esférico sin dar opción a Jiménez.

Con una propuesta valiente, el Don Benito no se dedicó a guardar la ropa tras nadar, sino que los rojiblancos continuaron en los minutos posteriores siendo dueños del partido. Con un Cacereño noqueado en todas sus facetas, los pitos al equipo verdiblanco se hicieron generalizados a la media hora de juego, sin que los verdes encontrasen fórmulas para la reacción en su propio feudo. Tan solo Santi Polo, que ya no volvería al verde en la segunda mitad tras ser sustituido, lo intentó con un disparo que se marchó por encima de la portería defendida por Sebas Gil en la recta final del primer acto.

Más igualada, aunque todavía insuficiente para los intereses de un Cacereño con tres centrales y dos carrileros, resultó la segunda parte. Fue en el minuto 49 cuando el siempre atento Abraham Pozo estuvo a punto de aprovechar un error defensivo de los locales para hacer el segundo, pero su disparo cruzado acabó estrellándose en el poste.

La réplica cacereña la protagonizaría Javi Navarro, quien llegó a conectar con la cabeza un lanzamiento desde la esquina, aunque el balón se fue desviado. Con un partido algo más abierto, los visitantes desaprovecharon otro cartucho de gol por mediación de Gonzalo, cuyo disparo salió desviado por poco a la izquierda de David Jiménez.

Posteriormente, en el minuto 60, la cabeza de Javi Navarro volvió a ser protagonista, aunque también con idéntico desenlace en un Cacereño que hasta entonces no lograba probar a Sebas Gil entre los tres palos. A pesar de contemporizar con constantes interrupciones en el juego, el Don Benito tampoco renunció a hilvanar jugadas que pudiesen sentenciar la contienda. Otra buena ocasión calabazona la inició Gonzalo, que buscó en profundidad a José Manuel. El pase de la muerte del debutante no encontró rematador por poco.

Ya con el tiempo cumplido, Álex García tuvo en sus botas el empate para el Cacereño. El atacante se benefició de un rebote tras una mala salida de balón del Don Benito y se plantó solo ante Sebas Gil. El irregular césped le jugó al delantero una mala pasada y el meta visitante estuvo certero para detener su intentona casi sobre la bocina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos