TERCERA

Álvaro López: «Aún no podemos tomar el control del Cacereño»

Álvaro López, el mes pasado en Cáceres. :: ARMANDO MÉNDEZ/
Álvaro López, el mes pasado en Cáceres. :: ARMANDO MÉNDEZ

Sin documento público que avale el cambio de titularidad del accionariado, el director ejecutivo de IQ alega problemas burocráticos

J. CEPEDA CÁCERES.

Tras la 'venta' escenificada en las oficinas del Príncipe Felipe el pasado día 12 de septiembre por el mandatario del Cacereño, Antonio Martínez Doblas, y los recién llegados Luis Puebla y José Luis Tamargo -en nombre de IQ Finanzas-, el director ejecutivo de este fondo de inversiones colectivas, Álvaro López, tuvo la primera toma de contacto con los aficionados del Cacereño apenas una semana después. Fue entonces, el día 23 de septiembre en las instalaciones del Hotel Extremadura, cuando López dijo que toda la burocracia para el traspaso de poderes en el club verde sería efectiva alrededor de mediados de octubre.

Satisfecha hoy ya esa fecha, y bajo el requerimiento de este diario -al no hallar aún documento público alguno donde se haga efectivo el cambio de titularidad del accionariado del Cacereño-, la cabeza visible de IQ Finanzas reconoce que su grupo inversor todavía no tiene, al menos en el aspecto legal de la cuestión, las riendas del decano del fútbol extremeño: «Estamos entrampados por un certificado que aún no me emiten. Quizás me hagan ir a algún lado, pero no puedo por ahora. Sin eso aún no podemos tomar el control del Cacereño. Los abogados están en ello». Así respondía ayer a este periódico desde Japón Álvaro López, quien se refería concretamente al certificado de no residente. Un documento -que podría solicitar en la Embajada de España en Tokio- sin el cual, según sostiene, no podría haber aún cambio de poderes.

Asimismo, el propio director ejecutivo de IQ Finanzas asegura que su grupo está a la espera de que se vaya esclareciendo el otro de los frentes abiertos que tiene en el fútbol español, como es el caso del Avilés. «Ya están realizadas las contrademandas en Avilés y estamos a la espera de documentos para iniciar inversiones en Cáceres. Nos gustaría ir más rápido, pero nos limita la burocracia», lamenta.

Lo cierto es que, en lo que se refiere a inversiones en estas últimas semanas, el Cacereño apenas ha visto alterado un ápice su particular idiosincrasia, al margen de la llegada de los ocho jugadores que IQ Finanzas ya tenía contratados para el Avilés. Pese a promulgar los nuevos gestores una «profesionalización» de la entidad, el día a día del Cacereño sigue sujeto a algunos de los mismos aficionados y colaboradores que, bajo la celosía de la voluntad y la discreta capacitación, ya pusiesen cara al mandato de la era Doblas. Una gestión 'de guerrilla' que a pocos aficionados parece convencer a tenor del pulso generalizado, sobre todo tras el último bochorno protagonizado en redes sociales.

Tampoco existen certezas sobre los trabajos de adecuación del estadio Príncipe Felipe. Según las palabras del director general de la entidad, Luis Puebla, todavía se sigue a la espera de tomar una decisión en cuanto al césped; con la disyuntiva de la resiembra o del cambio integral. Decisión que aún se sigue meditando. Por su parte, Puebla sí espera que los trabajos para comenzar a reenganchar el Príncipe Felipe a la red eléctrica den comienzo en la segunda semana de noviembre.

Entre tanto, aún queda pendiente el abono de la última mensualidad, al menos a parte de la plantilla.

Fotos

Vídeos