Hoy

Luismi, capitán local. :: PALMA
Luismi, capitán local. :: PALMA

UPP y Calamonte se juegan unas vacaciones forzosas

  • Todo lo que no sea una victoria hoy dejará a placentinos o calamonteños sin objetivos con ocho jornadas por delante

Ya no hay lugar para especular. O ganas o ya puedes ir mirando folletos en agencias de viaje. UP Plasencia y Calamonte han llegado a esta encrucijada a nueve jornadas para el final, en la que no les vale otra cosa que no sea la victoria si quieren seguir soñando con los playoffs.

En cuestión de dos semanas, la UPP ha pasado de estar a tres puntos de los cuatro primeros a situarse a ocho. Cierto es que la parte más complicada del calendario ya ha pasado -salvando la próxima visita al Cacereño- y a eso quieren aferrarse los unionistas.

Para esta cita, Pastelero sigue sin poder contar por lesión con Jairo y Marco, mientras que Álvaro Marín se cae tras sufrir una rotura de fibras en Jerez. Al menos, su baja coincide con la recuperación de Manu Romero.

Por su parte, el CD Calamonte viaja hasta Plasencia con la intención de mejorar los resultados obtenidos la temporada pasada, donde al final de la liga ocuparon la séptima plaza. «Vamos a salir a por el partido, como siempre hacemos», afirmaba Juan Pedro Sánchez, el técnico blanco en la previa del encuentro.

«Es cierto que el Plasencia no está siendo todo lo regular que se esperaba de él al inicio de la temporada, cuando hicieron un bloque para quedar entre los cuatro primeros. Se le fueron cuatro o cinco jugadores hace unos meses y tuvo que recomponer el equipo. Pero en casa sí se han mostrado sólidos. Y con la dinamita que tienen arriba. va a resultar un buen partido», señalaba.

El encuentro será un choque «sin urgencias», tal y como lo definía Sánchez. «Nosotros tenemos los deberes hechos, es cierto. Pero siempre hay que tratar de mejorar: el puesto logrado el año pasado, los goles marcados...».