Hoy

Adolfo Muñoz: «Va a ser una segunda vuelta a cara de perro»

Adolfo Muñoz, en comparecencia pública el pasado domingo. :: J. REY
Adolfo Muñoz, en comparecencia pública el pasado domingo. :: J. REY
  • El entrenador del Cacereño considera que todos los equipos que bregan por el liderato se dejarán puntos

Mucho se ha escrito y hablado sobre las dificultades padecidas por el Cacereño esta temporada para cerrar sus partidos y gozar de finales plácidos. No obstante, el equipo dirigido desde el banquillo por Adolfo Muñoz ha dejado en evidencia que, a pesar de ello, es hasta el momento el conjunto más fiable de la categoría, al menos en lo que a números se refiere.

El míster verdiblanco es sabedor de que a estas alturas de la temporada se avecina una segunda vuelta «muy complicada» en la lucha por el liderato que ahora ostenta su grupo de trabajo con un colchón de cuatro puntos respecto a su inmediato perseguidor, el Badajoz: «Todos los equipos nos vamos a dejar puntos de aquí a final de temporada. Lo conseguirá el que más aciertos tenga y menos errores comenta. Va a ser una segunda vuelta a cara de perro», explica metiendo también en la brega a clubes punteros como Azuaga y Don Benito.

Especialmente llamativo es el hecho de que, lejos de mostrar una actitud dictatorial en su propio feudo del Príncipe Felipe, el irregular terreno de juego se convierte para el Cacereño en ocasiones en una especie de aliado para equipos rivales que pretenden frenar el potencial verde. «Nosotros entrenamos casi todos los días en césped artificial y no tenemos ninguna ventaja en cuanto al campo. Es lo que hay y tenemos que ganar los partidos con distintos recursos. Por eso felicito a mis jugadores, por el compromiso y las ganas, independientemente del acierto», subraya el preparador Adolfo Muñoz.

El Cacereño descansará hoy martes para regresar mañana a la rutina de trabajo con el único pensamiento de conseguir la victoria en Arroyo (domingo, 17.00 horas). Un encuentro que será especial para jugadores con pasado reciente en el club blanquiazul, como es el caso de Pino, Carlos García, Asiel o Santi Polo, además del propio entrenador Adolfo Muñoz: «Agradezco al Arroyo la oportunidad que me dieron la pasada temporada, pero ellos saben que cuando Adolfo va allí con cualquier equipo es para ganar. Ellos me conocen y lo saben. Luego nos saludaremos después del partido», zanja el preparador lejos de entrar en sentimentalismos.

Dedicatoria

Por su parte, uno de los pesos pesados en el vestuario verde, Aarón, vivió este pasado domingo uno de sus días más especiales con la elástica verde, pues pudo dedicar a su hijo recién nacido un gol para enmarcar que sirvió para inaugurar el 'inexistente' electrónico ante el Amanecer.

El polivalente jugador considera que en el fútbol actual «se está viendo que es muy difícil ganar todos los partidos en cualquier categoría», mostrando también un punto de resignación por las condiciones de un terreno de juego que dificulta, por no decir imposibilita, la buena práctica del fútbol. «Es muy difícil, pero es lo que tenemos».

En el Cacereño se continúa pendiente del estado físico y de la evolución del delantero argentino Kevin Levis, quien aún no ha podido recuperarse de un golpe recibido en el partido amistoso disputado en Malpartida de Cáceres justo antes de las fiestas navideñas.