Hoy

Identificados 30 implicados en la pelea del Amanecer-Badajoz, la Guardia Civil busca a otros 20

Partido disputado entre el CB Badajoz y el CP Amanecer en Sierra de Fuentes. / Jorge Rey
Partido disputado entre el CB Badajoz y el CP Amanecer en Sierra de Fuentes. / Jorge Rey
  • El colegiado tuvo que suspender el encuentro en el minuto 87 y el informe de la Delegación del Gobierno será enviado a Antiviolencia

as fuerzas del orden público siguen tratando de arrojar luz a los desagradables hechos ocurridos durante el partido de fútbol de Sierra de Fuentes el pasado fin de semana. Las pesquisas se centran en la identificación de los protagonistas, que alcanzan el medio centenar. «Cincuenta personas son las que han intervenido en la riña y se está tratando de identificar a todas. La Guardia Civil ya tiene identificadas a 30», afirmó ayer por la mañana la subdelegada del Gobierno en Cáceres, Jerónima Sayagués, al salir de la Junta de Seguridad Local celebrada en el Ayuntamiento cacereño.

La riña tuvo lugar el pasado domingo en San Isidro, el campo de fútbol de Sierra de Fuentes, en el encuentro de Tercera División entre el CD Badajoz y el Amanecer. El árbitro tuvo que suspender el partido en el minuto 87 cuando el Badajoz marcó el dos a cero. Había unos 500 espectadores en la grada y 50 de ellos participaron en un trifulca que terminaría con tres heridos leves que no necesitaron ingreso. La subdelegada señaló que se trata de una falta leve.

Un suceso que empobreció la jornada futbolera dominical ya estudiado por el juez de competición extremeño, que ha concedido cinco días a los clubes implicados para efectuar alegaciones. Los informes de la Guardia Civil será remitidos por la Delegación del Gobierno al Comité Antiviolencia para que determinen las posibles sanciones. En lo deportivo, queda pendiente si los minutos restantes se van a celebrar, pero habrá que esperar a que este proceso indagatorio y sancionador llegue a alguna conclusión.

Desde el Amanecer se culpa a los hinchas del Badajoz y se recuerda que en ese campo nunca ha ocurrido ninguna trifulca similar, mientras que aficionados blanquinegros presentes en el encuentro no considerados ultras afirman que hubo provocaciones y violencia también desde la hinchada local. Los propios ultras informaron en un comunicado que sólo intervinieron cuando comprobaron que los seguidores cacareños golpeaban a aficionados albinegros que no integran ese grupo.

La junta directiva blanquinegra, reunida este martes, abordó el asunto y se mantiene en contacto con la Delegación del Gobierno para recibir la información necesaria antes de adoptar cualquier medida sancionadora al tiempo que el club se pone a disposición de las autoridades para cualquier petición de información.