Hoy

Una Copa para olvidar

El Badajoz trata de aislarse de todo el ruido extradeportivo y afrontar en las mejores condiciones la ida de los 1/16 de final de la fase nacional de la Copa Federación. Este partido ante el Mancha Real llega en medio de todo el fuego cruzado que han causado los graves incidentes producidos el domingo en Sierra de Fuentes. «El lunes fue un día complicado porque no es agradable vivir todo aquello. Pero ahora tenemos que jugar un partido de fútbol y olvidar todo esto. A quien corresponda que investigue y tome medidas», apunta Agustín Izquierdo.

El técnico del Badajoz afronta la cita frente al Mancha Real sin presión y ver hasta dónde le depara la competición. «No es nuestra prioridad, pero vamos a intentar hacer las cosas bien. Es un partido más para nosotros». Izquierdo quiere aprovechar este encuentro para «seguir creciendo y que la gente que ha salido de lesiones y haya tenido menos participación vaya cogiendo ritmo». De ahí que José Ángel pueda volver a la titularidad. El preparador blanquinegro ha dejado en Badajoz a Benítez, Chechu, Gabri y Marco Rosa, además del lesionado Joaqui Flores. Para completar la convocatoria ha llamado a los canteranos Jaime, del Badajoz Promesas, y a Zeus, del juvenil. «Van a tener minutos seguro», adelanta Izquierdo.

El Badajoz regresa a Mancha Real seis años después de su último ascenso a Segunda B. Aunque ahora es el equipo jienennse el que disfruta de la división de bronce. «Tiene sus connotaciones históricas, pero hasta ahí. Es un rival de Segunda B, que en su casa está muy fuerte y arriba tiene jugadores muy habilidosos».