Hoy

tercera

«No queremos a los violentos»

Aficionados de ambos equipos se enzarzaron en una pelea con lanzamientos de objetos. :: @DeportesCexTV
Aficionados de ambos equipos se enzarzaron en una pelea con lanzamientos de objetos. :: @DeportesCexTV
  • Amanecer y Badajoz coinciden en condenar los hechos y en criticar la escasa presencia de las fuerzas del orden público

Los graves incidentes a tres minutos del final del Amanecer-Badajozsuponen una nueva mancha en el fútbol extremeño. Ambos clubes condenan estos lamentables hechos que se saldaron con tres heridos y muestran su repulsa contra los violentos, quienes no tienen cabida en el deporte.

Tanto el presidente del conjunto de Sierra de Fuentes, Manuel Galeano, como el entrenador del equipo, José Romero, coincidieron en que nunca se habían visto en una estampa similar en un campo de fútbol. «Cuando el Badajoz nos metió el segundo gol, sus aficionados se giraron y subieron a la grada arrasando con todo y sin hacer distinción entre mujeres o niños. Se comportaron como auténticos energúmenos». Una trifulca en la que el propio mandatario de la entidad sierrafuenteña se vio envuelto para contener el avance de los radicales visitantes y en la que ambas aficiones se arrojaron objetos de diversa índole. Pablo Blázquez no estuvo presente en el Municipal de San Isidro, pero se ha informado de lo sucedido y anoche se reunía con su directiva para abordar este asunto. «Hubo piques entre las dos aficiones, al final saltó la chispa y se pegaron. Los directivos de los dos equipos intentaron separar hasta que llegó la Guardia Civil y en unos minutos se acabó todo», relata el presidente del Badajoz.

Hay versiones de todo tipo en las que se culpa a cada afición de iniciar los ataques, pero el caso es que estos incidentes atentan contra los valores del deporte. «Estamos tristísimos y disgustados. Por diez o quince individuos se empaña la imagen del club y sus más de 2.000 aficionados», lamenta el dirigente del Badajoz. La entidad blanquinegra se pone a disposición de las autoridades para colaborar en todo lo que está a su alcance. «Damos nuestro apoyo a las fuerzas del orden en la identificación de los agresores para que tomen medidas y aplicar la ley del Deporte. Estamos en contacto con la delegada del Gobierno y cuando nos comuniquen algo vamos a ser contundentes», añade Blázquez.

En ese sentido, la directiva del Badajoz siempre se ha caracterizado por su lucha para acabar con la violencia en los estadios -en febrero expulsó a un abonado- y en un comunicado recuerda los pasos dados en esta cruzada. «El trabajo en la erradicación de la violencia de nuestro club es constante y no se limita a actuaciones puntuales cuando por desgracia se producen incidentes. De esta forma, esta temporada se ha aumentado el presupuesto destinado al dispositivo de seguridad en el Estadio Nuevo Vivero, se está trabajando en un sistema de control de acceso que permita la identificación y prohibición de entrada al recinto de posibles expulsados, y se han intensificado las relaciones con las fuerzas de seguridad del Estado. Otras medidas, como solicitar entradas a los equipos que vamos a visitar para su venta anticipada en nuestras oficinas, nos permiten estimar y comunicar a las respectivas directivas la cantidad de desplazados que llegarán al partido, con el objetivo de que el dispositivo de seguridad sea el adecuado».

Sobre ese punto, Pablo Blázquez cuestiona la escasez de efectivos en Sierra de Fuentes. «Aunque no lo justifica, quizás no había las medidas de seguridad adecuadas». Desde el Amanecer también se critica que el dispositivo de seguridad establecido por las fuerzas del orden fue insuficiente, pese a que las autoridades estaban avisadas de la masiva movilización de aficionados llegados desde la capital pacense. El presidente blanquinegro explica que con la venta anticipada se tiene cierto control sobre los asistentes al partido. «En un viaje organizado se puede controlar más porque se les pide el DNI. Pero en este caso el desplazamiento fue de forma particular, cada uno por su cuenta. Se vendieron 66 entradas de forma anticipada más las que se pudieron adquirir allí en taquillas. Los aficionados que compraron las entradas en el Nuevo Vivero son gente que suele desplazar siempre con el equipo».

A la espera de lo que decida el Comité de Competición, el Amanecer recalca que en su campo nunca hasta ahora se habían producido incidentes de tal calado y que se saldaron con la identificación de más de una treintena de personas. Entre la afición local, según ha podido contrastar este diario, no había presencia de aficionados radicales del Cacereño ni del Mérida.

El Badajoz ya aplicó medidas contundentes contra seguidores por tener un comportamiento indigno en su estadio. «Cada vez que se ha producido un acto violento y los agresores han sido identificados se les ha expulsado. No queremos a los violentos», remarca Pablo Blázquez.

Condena de la prensa

En la trifulca varios profesionales de los medios de comunicación resultaron heridos. Las asociaciones de la prensa de Badajoz, Cáceres y Mérida condenan estos hechos y muestran «su indignación por el trato recibido por los periodistas de distintos medios que se vieron ayer coaccionados en su labor profesional e incluso agredidos físicamente». En el comunicado, el colectivo de la prensa detalla las agresiones sufridas con daños personales y materiales en un ataque contra el derecho al trabajo y la libertad de información. «A un periodista de Canal Extremadura le rompieron su ordenador portátil; otros que trabajan para una productora que surte de contenidos a Canal Extremadura recibieron amenazas y a otro más le intentaron quitar el micrófono. Todos sufrieron empujones y gestos de intimidación y se les impidió desarrollar con libertad su trabajo».

Y pide dar con los violentos y sean expulsados de los recintos deportivos. «Exigimos a los Cuerpos de Seguridad del Estado que investiguen el origen de la trifulca que se saldó con tres heridos y también a los propios clubes para que el peso de la ley caiga sobre los autores de la misma y se les despoje de su condición de socios en el caso de que lo sean, así como de la posibilidad de que entren en los campos de fútbol».