Hoy

tercera

Pozo desmonta al Moralo

Abraham Pozo celebra el primero de sus tres goles de ayer. :: e. d.
Abraham Pozo celebra el primero de sus tres goles de ayer. :: e. d.
  • Con tres goles y una asistencia, fue el protagonista de la cuarta victoria consecutiva del conjunto rojiblanco

Golpe a golpe, el Don Benito va ganando en autoridad. Cuatro partidos lleva sumando de tres en tres, Jerez, Calamonte, Cacereño y, ayer, Moralo (4-1). Poco o nada pudieron hacer los de Navalmoral en un Vicente Sanz que sigue invicto y con un Don Benito que crece en su faceta ofensiva. La lluvia sobre el campo, lo fue también en el marcador de un entretenido partido. Dos ocasiones marraron los locales en los primeros diez minutos, pero a la tercera fue a la vencida. Un inspirado Abraham Pozo sentó a Pedraza con su regate para hacer el primero de la tarde (1-0).

Respondió tímidamente el Moralo, con un disparo de Chico, que sacó bien Sebas Gil. Acción y reacción para el Don Benito, que acto seguido amplió su ventaja, tras una pugna entre Alberto y Abraham Pozo, que ganó el ariete para batir de nuevo a Pedraza (2-0).

Pese a ello, el conjunto moralo no entregó la cuchará y se metió en el partido con una magistral asistencia de Sergio Gómez, para que Barbero superara a Sebas Gil con una bonita vaselina (2-1). Con esa confianza, apretaron en busca del empate, que evitó el guardameta rojiblanco con una buena manopla a disparo de Sergio Gómez. Y en el 42, perdonó Abraham el empate con un remate desviado.

Llegó el descanso, con la intensidad en cotas máximas. Algo que siguió tras la reanudación, con un Don Benito que tuvo que tirar de garra para controlar el balón, que dominaba el Moralo, aunque sin peligro. Por ello, Emilio Sosa dio entrada a Patri, buscando algo de estabilidad en la medular. Y lo consiguió.

Con la posesión de la pelota, Abraham Pozo continuó con la batuta del partido. A veinte para el final, y con dos goles en su cuenta, se plantó en el área y en un alarde de generosidad cedió a Christian Beltrán para que el argentino hiciera el gol de la tranquilidad.

A partir de ahí, los verdes se borraron del partido y el Don Benito aprovechó para lucirse ante su afición, que empieza a contagiarse de las buenas sensaciones. Para poner la guinda al pastel, faltaba el tercero de Abraham Pozo. Llegó en el 84, tras un centro de Ricardo Durán desde la izquierda que la zaga morala no acertó a despejar y que el de Pueblonuevo no desaprovechó para hacer el triplete (4-1).

Tres puntos más, de un Don Benito que mantiene la pugna con el Azuaga y que no pierde de vista a Cacereño y Badajoz. Y vuelta de vacío del Moralo, que no pudo derribar el feudo rojiblanco y tendrá que seguir peleando en la zona media para mantener las distancias con el descenso.