Hoy

Victoria por la mínima

  • Un gol de Chema antes de la media hora sirvió al Coria para llevarse los tres puntos del Municipal Zurbarán

Un gol de Chema antes de la media hora sirvió al Coria para llevarse los tres puntos del Municipal Zurbarán, lo que le permite acercarse a dos puntos de los puestos de liguilla, mientras que los fuentencanteños continúan hundidos en la penúltima posición. En un partido con pocas ocasiones, y donde se impuso la disposición táctica de los caurienses, arrancó algo mejor el Fuente de Cantos, y ya a los 5 minutos se produjo una jugada dudosa donde se reclamó penalti por caída de Mendo en el área.

Poco a poco, el Coria se fue adueñando del juego. Muy bien dispuestos sobre el terreno, asfixiando cualquier intento de salida de Lauri y Toy, los de Coria empezaron a manejar con cierta soltura. Chema, muy bien secundado por Pintado, montaba los ataques celestes, donde Sergio y Rulo asumían el protagonismo. Sin embargo, el empeño por jugar demasiado directo en un césped muy rápido a causa de la lluvia les impedía culminar. Sí lo hizo el propio Chema en el 25, tras una jugada combinativa que termina con servicio de Rulo para que el centrocampista fusile a Burgui.

En la segunda mitad, el Fuente de Cantos dio un paso adelante en busca del empate, pero no lograba generar verdadero peligro ante Jiménez. En cambio, el Coria dispone de una muy clara para Sergio, que Burgui salva en una gran intervención. Con un Lauri maniatado, y un Toy aislado en banda, solo Tejero, con apoyo de las subidas de Diego, generaba algo de peligro, y fue el autor del único tiro del Fuente de Cantos entre los tres palos, detenido sin problemas por el meta curiense.

Los visitantes fueron poco a poco enfriando el encuentro, tratando de administrar su ventaja, ante un Fuente de Cantos impotente y en el que pesaban demasiado las cinco bajas. En el último tramo, Rulo dispuso de una gran ocasión, pero de nuevo emergió Burgui. No pasaba excesivos apuros el cuadro visitante.

En el tramo final, Pana apeló a la heroica, y prescindió de Toy para meter a Iván atrás y subir al central Francis como referencia en ataque. Ni así, el Coria no consintió ningún acercamiento con peligro, y aunque el balón rondaba la frontal de su área, el partido fue muriendo sin que ni unos ni otros inquietasen más a los porteros.