Hoy

tercera

Tres veces Joaqui Flores

Joaqui Flores es felicitado por Gabri en un partido. :: J. V. ARNELAS
Joaqui Flores es felicitado por Gabri en un partido. :: J. V. ARNELAS
  • El Badajoz se impone con suficiencia con una gran actuación del extremo pacense ante un Valdivia que apenas inquietó y que falló un penalti con el 0-2

Era duda hasta el mismo calentamiento y acabó siendo el gran protagonista del partido. Joaqui Flores sigue tirando del carro en el resurgir blanquinegro. El Badajoz volvió a agarrarse al extremo pacense, que llegaba tocado a Valdivia por una pequeña contractura que le había impedido entrenarse con noramlidad esta semana, y sacó un nuevo triunfo para no perder la estela del líder.

Buen partido del Badajoz en un campo donde tan solo había ganado un visitante esta temporada. Un Badajoz que dominó durante todo el partido y donde solo le bastó los últimos 5 minutos de la primera para sentenciar. A pesar de ello pudo marcar a lo largo de la primera mitad en varias ocasiones, pero tardaría 40 minutos en penetrar la portería rival, por mediación de Joaqui Flores que se convertiría con su hat-trick en el héroe del partido.

Avisó el propio Joaqui Flores en los primeros instantes con un buen remate que se marchó cerca del poste. Posteriormente, Marco Rosa en una gran jugada individual puso el balón para Joaqui Flores, que se sacaría un buen remate para la intervención del portero local.

El Valdivia apenas inquietaba la meta visitante, con tan solo un remate de Roberto de cabeza, directamente fuera. El Badajoz iba a por el primer gol sin descanso y David Gallego probó desde la frontal para que Damián sacara otra gran parada. El gol se hacía esperar y poco después era Gabri el que desperdiciaba un mano a mano con Jareño, que le ganó la partida. En los últimos instantes de la primera parte, llegó por fin el gol. Fue en una jugada a balón parado, un córner, que rechazaría la zaga local para que el balón le cayera muerto a Joaqui Flores que con un izquierdazo por la escuadra cristalizaría por fin el dominio visitante en forma de gol.

Y por si el gol no hubiera sentado lo suficientemente mal al Valdivia, iban a recibir otra cornada pocos minutos después, cuando en una gran jugada individual de Marco Rosa, el extremo acabara centrando desde la izquierda para la llegada desde la frontal de Joaqui Flores, que al más puro estilo 'box to box' inglés pondría el balón en llegada raso y ajustado al palo izquierdo de Damián, que nada pudo hacer para evitar el 0-2.

En la segunda parte, con el 0-2 en el zurrón, el Badajoz cedería la iniciativa a un Valdivia que no supo aprovecharla. Ni siquiera cuando el colegiado pitó una pena máxima a su favor, pues Anxo, que ya habia fallado una ocasión clara, mandó el balón al palo izquierdo en el penalti.

El Badajoz no temió por el partido y acabó por sentenciarlo en una gran jugada de todo el equipo que acabó con la segunda asistencia de Marco Rosa a Joaqui Flores, que certificaría su partidazo con el triplete que le valió tres puntos al Badajoz en una jornada para olvidar para el Valdivia.