Hoy

Paseo del Amanecer

  • La contienda fue claramente favorable al equipo de Romero, mientras que el Pueblonuevo tan solo tuvo destellos muy fugaces en el arranque de la segunda parte

Amplia goleada la que consiguió el Amancer ante el Pueblonuevo entre dos equipos que pueden estar luchando al final por el mismso objetivo. La contienda fue claramente favorable al equipo de Romero, mientras que el Pueblonuevo tan solo tuvo destellos muy fugaces en el arranque de la segunda parte.

Muy pronto se puso el partido favorable para los de Sierra de Fuentes, gracias a una jugada por banda derecha de Chavalés que ganó la línea de fondo, centró al área donde encontró al veterano Rai que llegaba desde atrás y ponía el 1-0.

La primera parte fue dominada por un Amanecer que controlaba el juego mientras que los de Julián Caro se conformaban con replegar líneas, esperando alguna acción aislada para devolver las tablas al marcador. Se puso el partido aún más de cara para los locales antes del descanso, en una jugada que tuvo en común con el 1-0 la intervención de Chavalés, que tras un disparo desde la frontal fue despejado por el meta Beto y el rechace cayó en las botas de Chori que a placer marcaría el 2-0.

Desperdició una buena ocasión para recortar el Pueblonuevo, cuando Luengo se coló entre la defensa y su asistencia sobre Macarro que se quedaba solo no tuvo su fruto ya que no controló bien. El Pueblonuevo estuvo mejor en el comienzo de la segunda parte y el Amanecer tomó un rol más pasivo, dejando la iniciativa a los de Caro.

Una imprecisión en los locales permitió a Yoel probar suerte con un disparo que no inquietó. En el 62, Rai mataría el partido aprovechando una certera asistencia de Manolo que le permitió quedarse solo ante el meta visitante al que supo driblar para hacer el 3-0. Con este gol los visitantes casi se rindieron y pudo ampliarse la goleada con ocasiones de Rai y de Polo. Antes de la conclusión el Amanecer ampliaría la goleada, primero en una acción en la que Márquez aprovechó la salida en falso de Beto, con la caña preparada para el 4-0. Todavía quedaría tiempo para redondear la manita, tras un saque de esquina en un balón que le llegó a Nieves y sin dejarla caer empalmó un soberbio remate que entraría como un obús en las redes visitantes.