Hoy

Martins marca el ritmo del líder

Martins marcó un doblete para el Cacereño en Santa Amalia. :: J. REY
Martins marcó un doblete para el Cacereño en Santa Amalia. :: J. REY
  • El Cacereño refuerza su primera plaza con un solvente triunfo en Santa Amalia

El Cacereño se llevó la victoria del municipal amaliense y sumó tres nuevos puntos que le sirven para seguir en lo más alto de la tabla clasificatoria y mantener un colchón de seis puntos sobre el Badajoz, su más inmediato perseguidor, que tampoco falló a domicilio ante el Valdivia de Domingo Suero.

El partido, como no podía ser de otra manera, fue dominado por los hombres de Adolfo Muñoz que, sin embargo, no desplegaron un juego tan brillante como era de esperar. Mucha culpa de esa falta de fluidez la tuvo, sin duda, un Santa Amalia aguerrido que corrió como nunca y luchó hasta la extenuación. Bien es cierto que los de Edu Jurado no inquietaron en todo el encuentro la puerta del Cacereño que evidenció, con una zaga segura y rocosa, porqué es el conjunto menos goleado, con tan solo tres goles encajados en lo que va de campeonato.

La primera mitad estuvo marcada por un juego intenso y poco fluido. Los cacereños llevaron ligeramente la manija del choque, pero se atascaron en la circulación de la pelota ante un Santa Amalia que no daba un balón por perdido y ejercía una presión asfixiante, no dejando pensar a los hombres del centro del campo del equipo contrario.

Tan solo contabilizamos dos ocasiones de gol del Cacereño en la primera mitad. La primera fue en el minuto 20 en un disparo en semifallo de Kevin. Y la segunda siete minutos después en un lanzamiento de penalti con que fue castigado el Santa Amalia por una mano, a todas luces involuntaria, que el colegiado interpretó como punible. La pena máxima la lanza Minaya y ahí aparece Rubén para salvar a los suyos en una gran intervención con los pies.

El comienzo de la segunda parte fue catastrófico para los intereses de los locales, que vieron esfumarse cualquier posibilidad de arrancar algo positivo del choque. El primer revés fue a los dos minutos de la reanudación, con ocasión del primer tanto de los capitalinos. Fue Martins, el mejor jugador de largo del líder, el que metió la cabeza en boca de gol en el segundo palo, en un saque de esquina desde la derecha.

Tan solo un minuto después los amalienses se quedaron en inferioridad numérica por la expulsión de Miguel Macías, que se hizo el harakiri haciéndose expulsar por doble amonestación en tan solo dos minutos. La primera la vio por una protesta en el gol, y la segunda en una entrada a un rival sin balón ni justificación. Una inmolación en toda regla.

A partir de ahí con toda la segunda parte por disputarse y los de Adolfo Muñoz jugando a favor de obra, el partido entró en una dinámica sin retorno posible. De nada sirvió la lucha y el tesón desplegado por los hombres de Edu Jurado ante un Cacereño que no tiró de florituras, sino de oficio y orden para esperar su ocasión de darle matarile al choque con un segundo tanto.

Pucho la tuvo en el 72 en un disparo ante el que volvió a lucirse Rubén, tras una gran internada por la izquierda de Martins, que se la puso en el punto de penalti al 15 cacereño. Tan solo 6 minutos después llega la puntilla con el segundo tanto del ayer bigoleador Martins. Fue un saque de esquina que botó Minaya para que Pino cabeceó y se la dejó a Martins que, oportunista, metió el pie para poner el segundo gol para su equipo. Pucho pudo hacer el tercero en el 82, pero su tiro raso se fue a la cepa del palo derecho de la meta de Rubén.

En el minuto 86 se produjo el único disparo a puerta del Santa Amalia en todo el encuentro. Fue Carlino el que chutó desde el borde el área y Camacho atajó el balón en dos tiempos.