Hoy

tercera

Líder a velocidad de crucero

Pino, justo antes de ser derribado por Sosa dentro del área en un posible penalti. :: J. REY
Pino, justo antes de ser derribado por Sosa dentro del área en un posible penalti. :: J. REY
  • Pese a no poder cerrar el partido, el Cacereño nunca vio peligrar su victoria frente a un Díter Zafra que no inquietó la meta de Camacho

La velocidad de crucero que ha alcanzado el Cacereño no contempla grandes goleadas ni exquisiteces estratosféricas, pero sí le permite ser, en cambio, un equipo de lo más fiable en zona defensiva, luchando cada balón dividido como si fuese el último de la temporada. En su victoria de ayer frente al Díter Zafra (1-0) gracias al gol de Pucho en el minuto 53, los verdes dominaron de principio a fin un partido en el que, eso sí, los de Adolfo Muñoz se vieron incapaces, pese a la insistencia, de cerrar el partido para llevar la tranquilidad absoluta a la grada.

Tal y como se preveía, fue Elías Molina el que ocupó el puesto de central por la sanción de Mansilla, por lo que su posición habitual fue cubierta por Juanqui Núñez.

Las pequeñas intentonas de Víctor Aguinaco, siempre neutralizadas por la zaga local, fueron el único bagaje ofensivo de los de Álex Martín en una primera mitad monopolizada por la posesión de balón del Cacereño con acercamientos de diversa índole. Brillaron de forma especial Pino, que dio un auténtico recital de brega, y Fran Minaya, quien cada semana hace amortizar al respetable el precio de la entrada. El jugador murciano no se conforma con exhibir su desborde en el uno contra uno, sino que tampoco le duelen prendas en recorrer metros hacia atrás para recuperar balones y comenzar la distribución de juego. Quizás sea el espejo en el que tenga que mirarse otro extremo de contrastada calidad individual, como es Cristian Carracedo. El de Hospitalet de Llobregat no está entrando en las últimas convocatorias y, preguntado al respecto por ello en sala de prensa, el entrenador Adolfo Muñoz dijo que tiene unas cualidades magníficas para triunfar en el fútbol y que depende del propio jugador y de su capacidad de trabajo que su oportunidad llegue antes o después.

El Cacereño contó con ocasiones de cierta envergadura como para haber podido abrir la lata en la primera mitad. Entre ellas, un posible penalti sobre Martins y otro sobre Pino. Además, Peters tuvo que emplearse con solvencia en diversos lanzamientos protagonizados por Minaya y Pucho.

Tras un córner botado por Minaya que se paseó por el área visitante sin encontrar rematador, el técnico del Cacereño mandó a calentar al delantero Kevin, quien salió de inicio en la segunda parte en sustitución de Copete, retirado por precaución tras haber sufrido una elongación.

Ya en la segunda mitad, la insistencia del equipo verde encontró premio en una buena triangulación colectiva que finalizó Pucho llegando en segunda línea para batir a Peters. A partir de ahí se pudo ver un partido más abierto, con un Díter Zafra que tuvo más presencia en campo contrario, aunque sin encontrar fisuras en la defensa local, y un Cacereño que pudo haber ampliado la renta en varias contras.