Hoy

Conjura en el vestuario para dar un giro a la situación

Lo primero que hay que hacer ante un problema, sea de menor o mayor calado, es hablarlo. Los jugadores del Badajoz se han puesto manos a la obra y después de un primer encuentro con el cuerpo técnico y los directivos en el estadio tocaba hacer propósito de enmienda en el plantel. La 'conjura', esa palabra que antecede siempre a cualquier reacción, se produjo este viernes con una comida a la que asistió la plantilla al completo y en la que los futbolistas charlaron sobre cómo enderezar el rumbo. «Entre todos pensamos que era bueno pasar un rato juntos fuera del estadio. Hablamos de que la única manera de sacar esto adelante es estar más unidos que nunca, que tenemos la primera final el domingo y que si todos empujamos para el mismo lado lo vamos a sacar por el club, por la afición y por nosotros», comenta Álex Herrera, uno de los más inquietos ante la situación por su vinculación con los colores. El canterano blanquinegro añade que el vestuario está muy tranquilo, sin problemas y deseoso de que llegue el encuentro.