Hoy

El Badajoz, a la caza de continuidad

Álex Herrera se dispone a sacar de banda junto a su técnico Agustín Izquierdo. :: j. v. arnelas
Álex Herrera se dispone a sacar de banda junto a su técnico Agustín Izquierdo. :: j. v. arnelas
  • El cuadro blanquinegro recibe al Montijo con la imperiosa necesidad de salir cuanto antes del segundo bache de la temporada

Antes de echar un vistazo a la clasificación, el Badajoz debe mirar en su interior para dar caza a la continuidad que firmaría cualquier equipo considerado favorito. Ni siquiera se ha llegado al primer tercio de competición y la escuadra blanquinegra ya ha sufrido dos crisis. La primera parecía resuelta hace quince días y en la segunda se halla ahora inmerso tras los empates ante Don Benito y Extremadura B. Esta tarde, en el Nuevo Vivero (17.00 horas), los de Agustín Izquierdo se someten a dos juicios. Uno interno que atañe a la búsqueda de dicha estabilidad y otro externo ante un respetable, o parte de él, que empieza a pedir explicaciones. Enfrente, un Montijo que, pese a que a priori llega como cordero, podría convertirse en lobo si el encuentro no tiene tinte local.

Además, el cuadro montijano, pese a que acaba de ascender o venga de empatar ante el asequible La Estrella, está cuajando un gran inicio de temporada por el que ya ha cosechado 19 puntos para situarse en una cómoda octava plaza, por encima de clubes de más nombre como Plasencia o Calamonte. Sí es verdad que parece perder fuelle pues en las seis primeras jornadas logró cuatro victorias y en las seis últimas sólo ha obtenido una, ante el Coria en su feudo. Mientras, los pacenses son testigos de la segunda escapada del Cacereño, al que vuelven a tener a seis puntos. Superaron el primer bache del curso coincidiendo además con algún tropiezo del líder y se pusieron a un punto, pero de nuevo se ha generado una distancia que la afición considera excesiva. El técnico Agustín Izquierdo trata de quitar hierro al asunto cuando se refiere, con razón, a que la grandeza de su club conduce a que cualquier punto perdido es casi un tsunami, mientras los pesos pesados del vestuario insisten en que el objetivo del ascenso no ha variado un ápice.

El Badajoz tendrá que hacer frente a las ausencias de sus sancionados de la pasada semana. Joselu (dos partidos por no hacer prácticamente nada) y Parada, que esta semana ha derrochado sinceridad reconociendo que su expulsión en Almendralejo no estaba a la altura de la camiseta que viste, y más siendo capitán. José Ángel tampoco entró en la convocatoria y los demás están disponibles. En el Montijo tendrán que lamentar la baja de Tala, que tiene que cumplir un partido de sanción.